Senado: Cristina habló de sus fueros en su regreso

Nacionales 28 de diciembre de 2017 Por
"Voy a discutir todo porque para eso me votaron", adelantó sobre el perfil de su gestión como legisladora.
FOTO NA SENADORA. Cristina participó de la sesión de la Cámara alta.
FOTO NA SENADORA. Cristina participó de la sesión de la Cámara alta.
BUENOS AIRES, 28 (NA). - La senadora del FPV-PJ Cristina Kirchner regresó ayer a la actividad parlamentaria con un discurso en el que defendió el Memorandum con Irán, se refirió a sus fueros y advirtió que ella va a "discutir todo porque para eso" la "votaron".
Al inicio de la sesión especial del Senado, la exmandataria presentó una cuestión de privilegio en la que criticó el fallo del juez federal Claudio Bonadio, que pidió su desafuero y detención por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través del Memorándum con Irán que firmó su Gobierno, y denunció que hay una "utilización del Poder Judicial para perseguir, estigmatizar y desprestigiar dirigentes".
La expresidenta advirtió que el Memorándum con Irán "fue firmado de acuerdo a las atribuciones que marca la Constitución y fue remitido al Parlamento para su tratamiento, debatido y aprobado en sesiones públicas".
En el uso de la palabra, la líder del bloque FPV-PJ se dirigió a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, y remarcó que "es notable cómo en su Gobierno, el oficialismo públicamente dice qué oposición quiere".
"Voy a discutir todo, señora presidenta. ¿Sabe por qué? Porque para eso me votaron. Es posible que al Presidente, a usted y al oficialismo no le guste el tipo de oposición que nosotros hacemos. Pero yo quiero decirle algo: a mi no me gusta el Gobierno que ustedes hacen. Pero no por eso van a dejar de ser Gobierno, los votaron y tienen que gobernar", lanzó la senadora. Y agregó: "Esto de andar reclamando oposiciones de diseño no me parece acertado de las instituciones y fundamentalmente del derecho de representación que cada uno de nosotros tiene que ejercer".
También la senadora se refirió al pedido de desafuero en su contra, que llevó al interbloque Cambiemos a pedir que se constituya la Comisión de Asuntos Constitucionales para tratar el requerimiento judicial, lo que fue rechazado por el justicialismo.
Sobre eso, Fernández de Kirchner afirmó que "para tratar el pedido de desafuero de Bonadio no hace falta constituir ninguna comisión" porque "esta Cámara con sus dos terceras partes puede tratar el desafuero y cualquier otra cuestión, porque así lo indica el reglamento". "El argumento de que el peronismo, o Cristina, o el kirchnerismo quieren impedir la conformación de la Comisión de Asuntos Constitucionales... no", agregó la senadora bonaerense en su discurso.
Por otra parte, insistió en que el Memorándum "fue firmado de acuerdo a las atribuciones que marca la Constitución y fue remitido al Parlamento para su tratamiento, debatido y aprobado en sesiones públicas" y señaló que "llama la atención, si hay un juez que constituye un delito a esto, cómo también no hayan llamado a los legisladores que lo han aprobado".
Además, la referente opositora recordó que "el juez (Daniel Rafecas), que había dictaminado que esto no era un delito porque era un acto no judiciable, hoy está sometido a juicio político en el Consejo de la Magistratura" por ese hecho.
"Por esas casualidades de la vida, es el mismo juez que la que la sobreseyó a usted por el Memorándum con Qatar, que nunca fue tratado por el Parlamento y no fue remitido tampoco", lanzó Cristina Kirchner, en un cruce directo a Michetti.
Y concluyó: "Estas cosas son las que van constituyendo el lawfare, cuando una misma situación es tratada de una manera y cuando está del otro lado es tratada de otra manera".
Por esas razones, la senadora sostuvo que el de Bonadio es un "fallo insólito por el que se quiere atacar la representación política de este país y fundamentalmente de la oposición" y señaló que hay una "utilización del Poder Judicial para perseguir, estigmatizar y desprestigiar dirigentes".
En su discurso de debut como senadora tras haber sido presidenta, Cristina Kirchner se excedió en el tiempo de diez minutos que corresponde a las cuestiones de privilegio y Michetti se lo hizo notar, pero la exmandataria le pidió "por la importancia del tema" diez minutos más, que le fueron concedidos.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar