Baja la concentración en la industria láctea

VARIOS 21 de diciembre de 2017 Por
PARA EL GOBIERNO

La industria lechera tiene desde la demanda una concentración baja y no hay prácticas que puedan ser anticompetitivas en relación con los productores, según el Gobierno. A estas conclusiones llegó una investigación de mercado que realizó la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), organismo desconcentrado de la Secretaría de Comercio, dependiente del Ministerio de Producción, con la Subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agroindustria.
El estudio pone números para medir que la concentración es baja. "En el mercado de leche cruda, desde el lado de la demanda, a pesar de existir más de 1000 empresas, el índice C4 [considerando las cuatro principales empresas] muestra que las cuatro más grandes concentran el 55% de las compras de leche cruda", sostiene la investigación de la CNDC, que preside Esteban Greco.
Según una fuente, si se consideran firmas no alcanzadas en la muestra, ese índice bajaría entonces al 40,5%, con lo cual el nivel de participación del C4 sería todavía menor. En tanto, siguiendo parámetros de los Estados Unidos, con el índice Herfindahl-Hirschman (HHI), otra forma de medir la concentración económica en un mercado, allí también se da que la concentración es baja.
Para el indicador, de 1 a 1500 la concentración es baja, de 1500 a 2500 es moderada, en tanto que por encima de esa marca es alta. Para el caso de la industria argentina, desde la demanda el puntaje dio 958, es decir, entra en la categoría baja. En algunos rubros hay, no obstante, alta concentración. Así, en leches pasteurizadas el índice C4 es de 89% y el HHI 5463. En tanto, en el mercado de yogur el HHI es de 3988 y el C4 de 90 por ciento.
La investigación se realizó citando a audiencias a productores, industrias y supermercados. Además de la concentración se analizaron otras cuestiones. Una de ellas es el denominado "clearing lechero", una práctica donde las industrias suelen prestarse leche entre ellas. Para los productores, con esa metodología las industrias impiden que suban los precios al intercambiar la leche entre sí. (Fuente: diario La Nación).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar