Las emociones: secreto para eliminar los kilos que sobran

Sociales 18 de diciembre de 2017 Por
Leer mas ...
Buenos Aires, 18 (NA). - El sobrepeso, como la mayoría de las enfermedades asociadas a trastornos metabólicos, cuenta con factores originados por conflictos emocionales inconscientes, según explicó la terapeuta holística Natalia Barrera, quien afirmó que se pueden "desprogramar mediante la escucha activa y la identificación con el paciente".
Barrera señaló que la persona con sobrepeso "tiene diferentes conflictos emocionales. Generalmente, el más habitual es el de abandono".
La terapeuta comentó que "ese conflicto es el que lleva al individuo a no tener fuerza de voluntad para concretar una alimentación saludable, entrenar su cuerpo y hacer los cambios de hábitos necesarios para lograr el objetivo".
Sin embargo, señaló que detrás de ese conflicto "existen otros que tienen que ver con su vida", entre los que "puede aparecer algo que le haya pasado con sus padres, con su relación de pareja o con su relación con el dinero".
Por tal motivo, la especialista aseguró que "muchas veces cuando las personas tratan el tema del sobrepeso terminan resolviendo los conflictos con la pareja o con los hijos", lo que se debe al estrés que le genera el conflicto, lo cual lo lleva a subir de peso".
"Por ejemplo: una mujer que está casada con un hombre, pero ya no está enamorada, le da "asco" este hombre, pero continúa con él porque tienen hijos. Ya es grande, por lo que no puede salir a buscar trabajo entonces vive toda esta situación de asco y resistencia. Es así que lo que enferma a una persona son los pensamientos y el medio ambiente en el cual está expuesto", explicó.
En ese sentido, comentó que "si una persona está en un ambiente de estrés, la persona se enferma por eso y no por los alimentos que está ingiriendo".
"He aquí la importancia de lo emocional. A su vez, la nutrición aportará la química que le vas a dar a tu cuerpo para que funcione correctamente", añadió.
Desprogramar los kilos que te sobran" es el método que utiliza Barrera junto a su socia, Fernanda Amorosi para promover el bienestar físico, mental y espiritual y de esta manera lograr una vida saludable y consciente.
Este programa consta de un proceso de tres meses, tiempo que demora el cerebro en generar un nuevo hábito, que intenta superar los tres conflictos fundamentales que están detrás de cualquier problema de salud y del sobrepeso; la raíz emocional.
Qué es lo que lleva a la persona a comer, a tener atracones, a desvalorizarse y a seguir en una conducta autodestructiva.
Cómo decodificarlo, encontrar esos conflictos y sanarlos.
Después viene la parte nutricional.
Aprender hábitos nuevos ¿Por qué? Porque al cerebro, cada vez que le decís la palabra "dieta" o le decís: "voy a empezar la dieta", entra en estrés. Porque para la mente, la palabra "dieta" significa "pasar hambre".
"Entonces automáticamente el cerebro empieza a segregar ciertas hormonas de cortisol que lo hacen almacenar más grasa, porque cree que la persona no va volver a ingerir alimentos. Entonces la persona tiene que cambiar ciertos hábitos, que se van modificando de a poco. Por último, y no menos importante, es necesario sumar al proceso el entrenamiento físico, exclusivo para el exceso de peso. Es el entrenamiento de fuerza, que es el único que hace que una persona descienda de peso. Esto se debe a que cuando la persona empieza a hacer masa muscular, quema más calorías en reposo", dijo Barrera.
Por este motivo, se establece lo que se llama Fitness Adaptado, ya que cada persona es diferente y no todas deben entrenar de la misma manera y se realizan rutinas adaptadas a cada una de las ellas.
"No es lo mismo una persona acostumbrada a practicar deporte que una que no lo hizo en toda su vida. Entonces a través de la nutrición y los ejercicios de fuerza se entrena a las personas.
Son muy importantes los ejercicios de fuerza ya que a través de ellos se genera la masa muscular que es la que ayuda a quemar calorías en reposo y además regula la diabetes y la tiroides", concluyó. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar