Propusieron crear una Dirección de Adicciones

Locales 04/12/2017 Por
Lo hizo la concejal Natalia Enrico, en un proyecto que fue trabajado con el Frente Social y Popular. Se encargaría de la Prevención y el tratamiento y estaría bajo la órbita de la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio. En conjunto con la SEDRONAR y la APRECOD, podrían crearse "Centros Preventivos Asistenciales y Comunitarios", "Casas de Asistencia y Acompañamiento Comunitario", como así también "Centros Barriales de Prevención de Adicciones"
La concejala del Frente Progresista Cívico y Social Natalia Enrico (acompañada por Lisandro Mársico y Germán Bottero) presentaron la semana pasada un proyecto de ordenanza en donde se propone crear la “Dirección Municipal de Prevención y Tratamiento de las Adicciones” bajo la órbita de la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Rafaela, al tiempo que se declara la “Emergencia en Adicciones y consumos problemáticos” en la ciudad hasta finalizar el año 2019 a partir de la sanción de la presente Ordenanza. Vale destacar que el Socialismo trabajó junto al Frente Social y Popular en la elaboración de este texto.
El proyecto, que será analizado hoy en lo que será la última reunión de comisión de esta conformación del Concejo Municipal, establece que a partir de la declaración de Emergencia, la Dirección a crear firme convenios con la SEDRONAR "para la implementación inmediata de 'Centros Preventivos Asistenciales y Comunitarios' en sus distintas modalidades así como las 'Casas de Asistencia y Acompañamiento Comunitario'", y trabajar con la APRECOD (Agencia de Prevención de Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones, de la Provincia) en la implementación del Programa Abre Vida en la ciudad.
También insta a crear "Centros Barriales de Prevención de Adicciones, los cuales deberán conformase por profesionales (psicólogos, trabajadores sociales, psicólogos sociales, preventores comunitarios en adicciones), siendo fundamental la integración del mismo por referentes comunitarios y organizaciones de la sociedad civil".
Por otra parte, propone lanzar una campaña bajo la consigna “Ni un pibe menos por la droga” "en todas las actividades deportivas, culturales y/o recreativas de distinta índole que se realicen en la ciudad durante el periodo de la Emergencia".
El artículo 7º del proyecto crea un "Registro de Organizaciones locales que abordan la temática" y las harán partícipes de las políticas públicas de prevención que desarrolle la Dirección a crearse. 
Un dato no menor es que "en un plazo no mayor a 90 días" debería relevarse toda la información sobre la situación local "en relación a los consumos y las adicciones, siendo los resultados de la misma proporcionados a la opinión pública".
El Municipio junto con la SEDRONAR, la APRECOD y las organizaciones locales actuales deberían encargarse de la formación de “preventores comunitarios en adicciones” para organizar, promocionar y desarrollar “cursos de formación” orientado a personas y la construcción de espacios en la comunidad que permitan articular acciones preventivas existentes o generar nuevas.
Finalmente, se crearía una Comisión Ad-Hoc de Seguimiento de la Emergencia compuesta por un  representante de la Dirección Municipal de Prevención y Tratamiento de las Adicciones, uno de la Secretaría de Salud, uno de la Secretaría de Comunicación Pública, uno de la Secretaría de Desarrollo Social, uno de la Secretaría de Economía Social y Empleo, uno de la Secretaría de Cultura, uno  de Educación, uno  de la Secretaría de Deportes, tres  representantes del Concejo y seis representantes de organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la problemática.

FUNDAMENTOS
Entre los considerandos se marca que de acuerdo a estadísticas oficiales de la SEDRONAR, “el consumo de drogas de los adolescentes casi se triplicó entre la encuesta nacional realizada en 2010 y el registro actualizado por primera vez el mes pasado (…) Los datos tomados en 2010 señalaban que el 3% de los chicos de entre 12 y 17 años había consumido marihuana alguna vez en su vida. 7 años después, el mismo organismo registró un ascenso que alcanza al 8,4% de los menores”.
"En el mes de noviembre de 2016, el gobierno nacional decretó la “Emergencia Nacional en Adicciones”, sin convertirla en Ley. Un paso adelante en reconocer el problema pero evidentemente insuficiente para dar una respuesta acorde a la magnitud del mismo", dicen y agregan que "nuestra provincia cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados el proyecto de Ley que crea el “Programa para el abordaje de las Adicciones “Abre Vida”. Un Programa con una mirada y abordaje integrales al que aportamos desde las propuestas y agregados de los diputados del Frente Social y Popular (Meier y Del Frade) aunque no se trabaje desde el mismo con un diagnóstico de “emergencia” como consideramos.
Pero en el ámbito de nuestra ciudad, en la labor del Departamento Ejecutivo Municipal, no existe nada. No hay área, ni programas, ni partidas presupuestarias ni, menos aún, reconocimiento del problema".
En tal sentido, destacan que "el problema fue tomado en las manos de organizaciones sociales, comunitarias, religiosas, que se han ido encontrando en esta durísima pelea de ganarle los pibes a la drogadicción". "A mediados del mes de junio del corriente año se conforma en la ciudad de Rafaela el movimiento Ni un Pibe Menos por la Droga, haciéndose presente en dos barrios de la ciudad, Fátima y Mora, realizando actividades deportivas, culturales y recreativas, procurando garantizar espacios saludables y de contención. Pero el DEM necesita dar una respuesta que permita avanzar en esta enorme pelea que significa luchar contra las adicciones", señalan.

Te puede interesar