Bird y Rosenqvist, en el comienzo de la Fórmula E

Deportes 04/12/2017 Por
DOS CARRERAS EN EL E-PRIX DE HONG KONG
FOTO MOTORSPORT SAM BIRD. El británico se impuso en la primera competencia de Hong Kong.
FOTO MOTORSPORT SAM BIRD. El británico se impuso en la primera competencia de Hong Kong.
El británico Sam Bird alcanzó la primera victoria de la temporada de la Fórmula E en el trazado callejero de Hong Kong, sumando de esa manera su sexto éxito en la divisional eléctrica.
Jean-Eric Vergne, poleman de la competencia, mantuvo el primer sitio en cuanto los semáforos se apagaron, con Bird ubicándose en la segunda posición, pero cuando terminaba la primera vuelta la carrera fue detenida por un accidente protagonizado por Andre Lotterer.
Luego del trabajo realizado durante media hora por los auxiliares la pista, volvió la actividad con Vergne y Bird marcando claras ventajas.
Los dos pilotos debieron ingresar a boxes para reemplazar sus monoplazas y la situación fue mejor aprovechada por el equipo de Bird, que saltó a la punta y logró conservarla hasta el final.
Primera carrera: 1º Sam Bird (DS Virgin); 2º Jean-Eric Vergne (Renault); 3º Nick Heidfeld (Mahindra); 4º Nelson Piquet (Jaguar) y 5º Daniel Abt (Audi).

LA SEGUNDA
Todo era alegría para Daniel Abt en el día de su cumpleaños 25, ya que había alcanzado su primer triunfo en la Fórmula E con el Audi Sport, al cabo de la segunda carrera disputada en Hong Kong.
Sin embargo, en la revisión técnica, los comisarios encontraron que las cintas de seguridad de los inversores y motores no eran las declaradas y procedieron a la exclusión del alemán, quedándole la victoria a Felix Rosenqvist (Mahindra).
Además, el equipo Audi fue multado con 5.000 euros porque cinco mecánicos saltaron a la pista antes de que el coche ingrese a la zona de parque cerrado, infringiendo las normas de seguridad de manera grave.
Segunda carrera: 1º Felix Rosenqvist (Mahindra); 2º Edoardo Mortara (Venturi); 3º Mitch Evans (Jaguar); 4º Jean-Eric Vergne (Renault) y 5º Sam Bird (DS Virgin).

VAN A PUNTA
Los directivos de la Fórmula E decidieron, en su momento, que la quinta fecha del campeonato 2017/2018 se iba a disputar en la ciudad brasileña de San Pablo, pero como el Parque Anhembi va a ser privatizado y este proceso está ocupando más tiempo de lo pensado, resolvió cambiar de escenario.
Por consiguiente, se dispuso desplazar esa competencia para 2019 y buscar diferentes alternativas para ocupar la quinta competencia de este año. Fue entonces que se resolvió programarla en la ciudad de Punta del Este.
El balneario uruguayo recibió la visita de los autos eléctricos en dos ocasiones, la última en diciembre del 2015, cuando ganó el suizo Sébastien Buemi.

Te puede interesar