Para ganar la Copa, la Selección debe recorrer 7.422 kilómetros

Deportes 03/12/2017 Por
EN EL MUNDIAL DE RUSIA
FOTO NA ESTADIO. El del Spartak de Moscú, donde Argentina debutará ante Islandia.
FOTO NA ESTADIO. El del Spartak de Moscú, donde Argentina debutará ante Islandia.

BUENOS AIRES, 3 (NA). - Si la Selección argentina quiere conseguir su tercera Copa del Mundo deberá recorrer 7.422 kilómetros por toda Rusia, si es que gana el Grupo D, donde deberá enfrentar a Islandia, Croacia y Nigeria. En cambio, si Argentina termina segunda en su grupo, apenas deberá sumarle 134 kilómetros a todo el recorrido, siempre tomando en cuenta que hará base en Bronnitsky, a solo 60 kilómetros al sur de Moscú.
Tomando en cuenta donde estará su "búnker" -y el regreso a Bronnitsky- Argentina recorrerá en la primera fase 2.862 kilómetros.
Para el debut ante Islandia, el sábado 16 de junio en Moscú, Argentina solo recorrerá 120 km, y para el segundo turno frente a Croacia, el jueves 21 en Novgorod, se le sumarán 1.196 km, mientras que en el tercer cotejo frente a Nigeria deberá viajar a San Petersburgo, y agregar 1.546 km.
El camino se bifurca si termina primero o segundo en su grupo, dado que si consigue el máximo escalafón irá a jugar a la ciudad de Novgorod nuevamente, y por eso se sumará 1.196 km, en los octavos de final.
Continuando con esa ruta, luego deberá ir a Sochi, al sur de Moscú, una de las sedes más lejanas, y ahí -entre ida y vuelta- se le sumarán 3.184 km, aunque ya esa instancia serán los cuartos de final.
La semifinal y la final, siguiendo esa ruta, serán en Moscú, por lo que entre ambas sumarán los 180 km que completarán los 7.422.
Ahora, si Argentina termina segunda en su zona, deberá irse hasta Kazán, en el oeste ruso, y agregará 1.624 km a los ya 2.862 que recorrió en la primera fase. Para los cuartos de final deberá ir a Novgorod, sumando 1.196 km, pero lo complicado estará en semifinales cuando deba viajar a San Petesburgo, con 1.546 km, y ya luego en la final los 60 km hacia Moscú para tratar de levantar la ansiada Copa del Mundo.
Pero como hecho saliente, y que también deberá incluir al plantel argentino, será la promesa de peregrinar de Arroyo Seco -donde Lionel Messi tiene su casa- hasta San Nicolás, en la provincia de Buenos Aires, para agradecerle a la Virgen María de San Nicolás.
Al recorrido ruso se le deberán sumar los casi 43 kilómetros de Rosario a San Nicolás, por lo que en total el "Objetivo Mundial 2018" tendrá un total de 7.465 km.

ESTADIOS MODERNOS
En la primera ronda del Mundial de Rusia 2018, la Selección jugará en tres estadios modernos y con la última tecnología, aunque si bien los dos primeros tendrán una capacidad de poco más de 40 mil espectadores, al tercero, en San Petesburgo ingresan 68.000. El primer partido ante Islandia se disputará en el estadio del Spartak Moscú, denominado Otkrytie Arena y que tiene capacidad para 43.298 espectadores y costó unos 250 millones de euros.
Este estadio es la casa del campeón de la liga Premier rusa y fue inaugurado en el 2014 y ha sido sede ya de partidos de la Liga de Campeones y la Copa Confederaciones.
En tanto, el estadio en donde Argentina se medirá con Croacia, en la segunda fecha del Grupo D, será el Nizhni Nóvgorod, en la ciudad de Novgorod, con capacidad para 45.331 personas. El costo del estadio fue de 307 millones de euros y posee un techo que parece flotar sobre columnas blancas. Tiene uno de los diseños más impresionantes en Rusia y será también sede de uno de los partidos de cuartos de final.
Ofrece además a los hinchas vistas de los ríos Oka y Volga, que se encuentran en Nizhny Novgorod, una ciudad histórica cuatro horas al este de Moscú, y en ese estadio juega el equipo local FC Olympiets de Nizhni Nóvgorod.
Finalmente, Argentina jugará con Nigeria -cerrando la participación en el Grupo D- en el estadio Zenit Arena de la ciudad de San Petersburgo, y en donde hace las veces de local el Zenit, en el que juegan varios argentinos. Tiene una capacidad de 68.134 espectadores y costó 735 millones de euros, aunque fue uno de los que más trabajo demandó, sufrió demoras y elevados costos.
El estadio, que albergará además a uno de los partidos semifinales, tuvo también denuncias por problemas como filtraciones en el techo y una cancha en la que el césped crece tan pobremente que ha sido reemplazado en varias ocasiones.

Te puede interesar