Autismo: la detección precoz mejora el pronóstico de los niños

Sociales 20 de noviembre de 2017 Por
PSICOPEDAGOGIA EN SALUD
El rol del Psicopedagogo es siempre reconocido en educación, desconociéndose su vital importancia en el ámbito de la salud. Considerando que la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, ligado a la capacidad del desarrollo propio, entre las funciones del psicopedagogo en este ámbito podemos mencionar el acentuar la prevención en todas las dimensiones posibles, ser agente sanitario capaz de armar redes para el paciente, trabajar con los pediatras, docentes y con los padres, asesorar a los médicos en relación a los informes de diagnóstico psicopedagógicos que tiene el niño (vinculado a las áreas del rendimiento general y escolar que se encuentren alteradas), detectar áreas de déficit, áreas de rendimiento normal o superior, trabajar con otros profesionales interdisciplinariamente, garantizar la educación en todo momento, ya que el aprendizaje repercute en aspectos psicológicos de la persona y abarca la tarea de atención de niños, adolescentes, adultos y familias que consultan por problemáticas en el aprendizaje sistemático y del neurodesarrollo, entre otras incumbencias.
El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un síndrome conductual de base biológica, que se caracteriza por el compromiso en la socialización, trastornos del lenguaje e intereses restringidos con conductas estereotipadas. Esta tríada sintomática se cumple en un flujo continuo que puede variar en intensidad en cada niño. Existen cuestionarios estandarizados que pueden ayudar a la detección temprana del TEA y mejorar el pronóstico del niño. La prueba CHAT, es breve y sencilla (se realiza en aproximadamente 10-15 minutos). Su aplicación se sugiere a partir de los dos años de edad y consiste en que los padres respondan SI o NO de forma fiable a preguntas acerca de la vida cotidiana del niño. En caso de obtener puntuaciones que demuestren sospecha, se recomienda derivar a otro profesional especializado con el fin de favorecer el bienestar del niño.
El abordaje terapéutico de un niño con TEA se basará en mejorar la comunicación, el lenguaje, la integración social, la conducta y los aspectos cognitivos. Es fundamental definir el tratamiento psicopedagógico sobre la base de las fortalezas y debilidades de cada niño.
Generar conciencia de los TEA, de las posibilidades de detección precoz y de la importancia del abordaje terapéutico temprano redundará en un beneficio para el niño y su familia. Con este espíritu, las alumnas de cuarto año de la Carrera Lic. En Psicopedagogía de la UCSE DAR visitaron a los pediatras de la ciudad, entregando el cuestionario de pesquisa Q-CHAT, ya que consideraron fundamental que este profesional esté familiarizado con el desarrollo neurotípico del niño, no solo motor, sino también de los aspectos cognitivos, sociales, conductuales y del neurodesarrollo, permitiendo de este modo una identificación precoz de desviaciones del mismo. Dicha propuesta fue impulsada desde la cátedra Neuropsicopatología y Aprendizaje, dictada por la Psp. Sabrina Cornaglia.
Como cierre de lo trabajado durante el año, el próximo miércoles 22 de noviembre, a partir de las 10:30 hs, en el Aula Magna del Hospital Jaime Ferré de nuestra ciudad llevarán a cabo una actividad gratuita denominada “Detección Temprana de Autismo”, especialmente dirigida a médicos pediatras, generalistas y demás profesionales implicados en la atención de niños.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar