Déficit con Brasil

Editorial 16 de noviembre de 2017 Por
El rojo del comercio con Brasil en récord histórico con 6.631 millones de dólares.

Nos dicen que la economía va bien, que se encuentra en recuperación y que los tan mentados brotes verdes son una realidad, incluso de esa manera lo indican con mucha claridad varios de los indicadores. Eso es una realidad, y ojalá siga de esa manera, pero queda visto que aún no alcanza para comenzar a equilibrar las cifras de las cuentas públicas, que debe ser el gran y principal objetivo por alcanzar si es que se pretende organizar una país en serio. Pero claro, también existen algunos otros índices que son preocupantes, como por ejemplo el cada vez más grande déficit que tenemos con Brasil por el intercambio comercial.
Es verdad que no se trata de un tema determinante para juzgar el estado de la actividad económica, pero si tiene características para tener muy en cuenta. Es que aún con un Brasil que estuvo en retroceso hasta hace muy poco y una Argentina en alza, el comercio en favor de nuestro principal socio del Mercosur, cada vez se amplía más, y del modo que se viene comportando en los últimos años todo indica que se mantendrá dentro de esa tónica.
Luego del balance de octubre, donde Brasil logró una diferencia en su favor de 745 millones de dólares, el desequilibrio en los primeros diez meses del año asciende a 6.631 millones de dólares, que constituye un récord histórico para el período anual de enero a octubre, ya que el anterior databa de 2011 con 4.964 millones de dólares.
Para encontrar explicaciones, al menos en los números, no existen muchos misterios, ya que en estos diez meses las importaciones que hacemos desde el país vecino crecieron 31%, mientras que las ventas apenas aumentaron 7,8%, razón por la cual por lo que compramos se apagaron 14.492 millones y por lo vendido 7.855 millones, siendo la diferencia el rojo que nos queda en la balanza. Si en cambio tomamos sólo el mes de octubre, tenemos entonces que las importaciones desde Brasil crecieron 52% por un total de 1.616 millones de dólares, en tanto las ventas subieron 21,1% por 871 millones. Las diferencias, en todos los casos y se analicen desde cualquier ángulo y enfoque, siempre son favorables y en alta magnitud al vecino país.
Los principales productos exportados hacia Brasil fueron en especial vehículos de carga, automóviles, autopartes, motores y neumáticos, además de trigo en granos y combustibles.
Según apuntan analistas económicos"mientras que Brasil se beneficia de un fuerte diferencial entre inversión y consumo respecto de la producción doméstica de la Argentina, la recuperación de la actividad transita un camino sinuoso, para situarse en un magro 0,7% hacia final de 2017, mientras la actividad industrial se encuentra en 1,6% también este año". Sobre ello se remarca que "la producción de vehículos registra una suba del 40%, pero la producción  brasileña no es absorbida por el mercado interno, de modo tal que se vuelca a sus principales socios: la Argentina con compras por u$s 871 millones fue su tercer comprador en octubre", anticipándose que "esta dinámica dispar se irá mitigando a medida que el repunte de Brasil sea más generalizado, empezando por demandar insumos externos".  
Queda bastante claro que el déficit actual no se modificará mientras Brasil no recupere plenamente su economía, para que la misma comience a demandar insumos, razón por la cual no queda definido el tiempo en que podrá modificarse esta perspectiva, aunque muchos la estiman se prolongará todavía un tiempo.
Por otra parte, el rojo comercial con los brasileños es un fiel reflejo de la balanza comercial argentina con el resto del mundo, que en los primeros nueve meses lleva acumulado un déficit de 5.200 millones de dólares, consecuencia del fuerte aumento de las importaciones  que crecieron a razón del 17,65% (49.190 millones de dólares) frente a la suba de un insignificante 0,72% de las exportaciones, que sumaron 43.990 millones.
Este déficit, según se explica, es consecuencia de la recuperación de la actividad económica y productiva de nuestro país, que permitió el aumento de las compras en el exterior.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar