Preocupado por el funcionamiento

Deportes 12 de noviembre Por
Lucas Bovaglio fue muy autocrítico con el nivel de su equipo en el empate frente a Almagro. “Haber llegado al descanso 0-1 fue un alivio”, soltó. “Dimos demasiadas ventajas, regalamos el primer tiempo”, señaló.
FOTO J. BARRERA MUY AUTOCRITICO. / El DT se mostró preocupado por el rendimiento de su equipo y advirtió: "No terminamos de ser el equipo que queremos".
FOTO J. BARRERA MUY AUTOCRITICO. / El DT se mostró preocupado por el rendimiento de su equipo y advirtió: "No terminamos de ser el equipo que queremos".
A Lucas Bovaglio no le gustó para nada la actuación de Atlético de Rafaela. El empate le tocó el ánimo al DT, que se fue sumamente molesto por lo que dio su equipo en una nueva presentación en casa. “Dimos demasiadas ventajas, el funcionamiento de hoy me preocupa”, dijo. Nada de excusas. Pura autocrítica.
Es que luego de la merecida y contundente victoria en Tucumán, el traspié ante Almagro reabrió algunas falencias que el equipo venía teniendo en las anteriores presentaciones, e incluso sumó una actuación ‘alarmante’ en la faz defensiva.
“Jugamos un partido en donde regalamos el primer tiempo, en donde el rival nos superó en juego y actitudinalmente nos dábamos cuenta que en las disputas individuales generalmente prevalecía el equipo rival y eso indicaba que no estábamos bien”, manifestó Bovaglio en conferencia de prensa. Y admitió: “Haber llegado al descanso 0-1 fue un alivio, primero porque íbamos a poder hablar, y segundo porque el rival nos pudo haber hecho, tranquilamente, algún gol más”.
Si bien en el complemento, en esos primeros 15 minutos únicamente, el equipo tuvo otra actitud, no fue suficiente, no le alcanzó. “En el ST lo que se vio fue un cambio en la rebeldía, en el deseo de revertir un partido que pintaba para que nos quedemos con las manos vacías y lo intentamos revertir con eso, con presionar, meter y hacer sentir incómodo al rival, nos faltó juego, nos faltó asociarnos como nos hubiese gustado, si bien después quedamos con superioridad numérica era difícil porque el partido era muy cortado, no había un juego fluido y es difícil sacar una diferencia cuando se corta tanto. Nos quedamos con dos más y no pudimos aprovechar esa ventaja”, analizó el DT.
El ‘Tricolor’, con un libreto muy aceitado y llevado a cabo a la perfección (incluso con uno menos) desnudó por completo las falencias de un Atlético que no le encuentra la vuelta en el Monumental.
“Es innegable que de local se nos está haciendo difícil, más todavía nos va a costar si jugamos como lo hicimos hoy (por el viernes), tenemos que analizar minuciosamente, minuto a minuto y seguramente vamos a detectar demasiadas fallas”, señaló Bovaglio y sumó: “Ojalá que podamos en casa, primero, revertir la imagen y después empezar a conseguir los resultados que queremos. Sumamos un punto jugando mal, y no terminamos de ser el equipo que queremos, sobre todo de local”.
Atlético suma 12 puntos en la tabla, se encuentra entre los equipos de arriba, pero está más que claro que jugando de la manera que lo hizo ante el ‘Tricolor’, le será muy complicado luchar por el ascenso. Y Bovaglio se fue preocupado.
“Noté un primer tiempo muy flojo, les dije en el descanso que fue de lo más flojo desde que estamos con ellos trabajando. Lo teníamos visto a Almagro y sabíamos más o menos como nos podían complicar y así y todo nos complicaron. No estábamos bien. Dimos demasiadas ventajas. El funcionamiento de este partido me preocupa. Lo pudimos haber ganado con ese atropello que tuvimos, con algunas situaciones, pocas que generamos, soy consciente que el equipo no tuvo juego, no podíamos hacer tres o cuatro toques seguidos y eso es lo que más me preocupa”, se sinceró el entrenador.
Uno de los puntos altos de este Atlético, en sus siete presentaciones anteriores, había sido la solidez defensiva. Le habían marcado poco e incluso había podido mantener su arco en cero en cuatro presentaciones. El viernes, en el 1-1 ante Almagro, también sufrió mucho en este sector del terreno.
Y en este sentido, Bovaglio también encendió una alerta: “Había destacado en Tucumán de que éramos un equipo con pocos goles en contra, que en varios partidos logramos sostener el cero en el arco y hoy (por el viernes) nos hicieron uno pero nos habrían podido haber hecho cuatro o cinco en el primer tiempo, tranquilamente. Eso realmente me preocupa, lo hablamos en el entretiempo, había una pasividad que no debemos tener, la agresividad que tienen muchos equipos rivales era la que debíamos tener nosotros y no la teníamos, es un aspecto a mejorar. El del juego y de funcionar y ser un equipo ofensivo que supera a lo rivales no solamente corriendo y metiendo, sino con juego, es lo que más me preocupa”.
Por último, Lucas Bovaglio hizo referencia a la cuenta pendiente que aún tiene este equipo en barrio Alberdi. “Lo de este partido no fue bueno, en algún punto siento que el hecho de jugar de visitante de una manera y que nos dio un resultado positivo nos hizo pensar que de local podemos jugar de la misma manera y evidentemente no, tenés que proponer otra cosa, ser el que toma el control del partido, el que asume riesgos y el que tiene que jugar. No podemos jugar segundas pelotas porque no estamos cómodos, porque hay equipos rivales que en este juego nos van a dominar y cuando lo intentamos, llegar al arco rival se hace muy difícil”.

Te puede interesar