Panorama político

Locales 10 de noviembre Por
Leer mas ...

LAS ESCUCHAS
TELEFONICAS
Durante la ausencia del gobernador Lifschitz -en Estados Unidos acompañando al presidente Macri- se desató el asunto de las escuchas telefónicas del ministro Pullaro, respecto al caso del alejamiento del jefe policial Adrián Rodríguez, quien fue sacado rápidamente de Rafaela sin darse casi explicaciones, teniendo también participación en el asunto el fiscal Carlos Arietti, quien también había sido -casi un año atrás- jefe de la Fiscalía Regional en Rafaela. Queda claro que de algún modo, la participación de nuestra ciudad en este espinoso tema fue bastante directa, debido al rol de los protagonistas.
Hubo respaldos para Pullaro, aunque en realidad el único que vale es el del gobernador, los demás puede decirse son de palo. Así fue cuando el vice Fascendini, poco después de las elecciones se cortó solo diciendo que los ministros radicales debían irse del gabinete si no compartían y respondían totalmente al Frente. Lifschitz le puso un freno más que importante al sostener "el que da las órdenes soy yo", como para que nadie se arrogue decisiones que no le corresponden ni menos fijar posturas que son excluyentes del gobernador.
Tampoco aclararon nada las declaraciones del propio Pullaro, ya que eso de "un operativo para cargar contra las políticas públicas del gobierno provincial", o bien que fue obra de "los sectores más oscuros de la policía", suenan poco creíbles. La voz diciendo todo lo que dijo ¿es o no es del ministro?, sosteniendo con referencia a los comisarios jefes policiales "no hay uno que sea bueno", o bien la promesa de Arietti de "detener a Rodríguez después de las elecciones", o con el propio gobernador cuando le advierte que "el asunto es bastante grave", admitiendo que se trataba de "un asunto de cohecho" estando de por medio una conversación con el propio Pullaro. O bien que el fiscal Apullán que fue apartado de la causa "se cortó solo", admitiendo que seguramente para avanzar de esa manera "seguro tiene las pruebas necesarias".
Un caso que venía más que confuso, tuvo más aclaraciones con la difusión de estas escuchas telefónicas que con todo lo que antes se había tratado de explicar, aunque sin resultados positivos.
Lo que se supone es que esto es recién el comienzo de una historia que aún teniendo varios capítulos escritos todavía le faltan los finales, y que lejos está de cerrarse de esa manera. La situación de Pullaro quedó muy comprometida, con varias posibilidades: si se lo sostiene, con lo que dijo carecerá de total ascendencia sobre la policía y en especial los comisarios de más alto rango, además con un alto costo político. Si se lo reemplaza, sería una admisión no sólo de falta de responsabilidad institucional, sino también de la mala relación con la fuerza policial y la falta de conducción existente. De otro modo no se habría llegado a tanto.
RADIOTERAPIA
Una vieja historia que vuelve a reflotarse, justo en este tiempo cuando se habla mucho de la autopista de la ruta 34, del nuevo acueducto -para el que aún falta el acuerdo por el préstamo de 80 millones desde Abu Dhabi-, del desvío del tránsito pesado, del nuevo hospital, en fin, como obras fundamentales para Rafaela. Y por cierto que lo son, pero ¿y el Centro de Radioterapia? También es una de las cuestiones que la ciudad y la región siguen esperanza, desde hace más de una década, cuando el gobierno de Jorge Obeid en sus últimos tramos de 2006 -en 2007 lo sucedió Hermes Binner- hizo el llamado a licitación para comprar el acelerador lineal e instalarlo en un búnker a construir en el predio del hospital Jaime Ferré.
El aparato costaba 7,4 millones de pesos y se presentó el INVAP. Pero de ahí en adelante, ya con el nuevo gobierno de Binner en gestión -aún cuando lo había prometido a Olga de Guazzini, gran impulsora de la idea-, comenzaron a presentarse todo tipo de inconvenientes: que no se había licitado el búnker, que era muy caro el precio del INVAP, que Rafaela no tenía  la suficiente cantidad de pacientes, que la posibilidad era un sistema público-privado, que el personal para atender el Centro era muy oneroso, apareciendo siempre un nuevo inconveniente a medida se iban ofreciendo soluciones para el anterior.
Así se cayó a posibilidad de atender aquí a los pacientes oncológicos, que aún con todo sus padecimientos a cuesta, deben trasladarse a Santa Fe para atender su tratamiento.
Hubo intentos por reflotarlo, pero siempre iguales tropiezos, prevaleciendo a veces lo económico por sobre la atención de la salud. Ahora, están tratando de darle respaldo a reflotar el proyecto alumnas de 5º año del Colegio de la Misericordia, que en página web recolectan firmas para elevar luego al gobierno provincial.
Buena oportunidad además, para recordar a doña Olga Guazzini, entusiasta impulsora de la idea, que aún con todas las promesas recibidas, no pudo ver cumplido su sueño. Tales promesas, fueron incumplidas. No tan extraño cuando de políticos se trata.
AUTOPISTA 34
Ya que hablamos de obras, en el caso de Radioterapia como posibilidad -algunos sostienen que lejana-, hagámoslo también con la conversión en autopista del tramo de la ruta nacional 34 que va desde Angélica a Sunchales, el que sufrió algunas modificaciones de su proyecto original cuando se pasó de autovía a autopista. Es que en el presupuesto nacional para el año que viene tiene una asignación de recursos de 1.400 millones de pesos, lo cual posibilitará celebrar la realización de trabajos que se vienen llevando adelante desde hace tiempo, aunque con muy diferentes ritmos de avance, tanto por las demoras derivadas de la "variante Rafaela" -el arco que desviará de la ciudad el tránsito-, como especialmente por la falta de recursos en cantidad necesaria.
Recursos que ahora, por el 2018, estarán disponibles, razón por la cual podría ser muy probable que esta obra realmente trascendente para nuestra zona, esté lista a fines de 2019 como fue recientemente anunciado por Vialidad Nacional a las autoridades de la ciudad que fueron recibidas en audiencia.

Te puede interesar