Range Rover híbrido enchufable: mucho más que un 'restyling'

Automotores 13 de octubre Por
Leer mas ...

La última joya de Jaguar-Land Rover se llama P400e y es el primer SUV de la marca equipado con sistema híbrido enchufable.
Equipa un motor térmico "pequeño" (frente a los grandes V6 y V8 de la marca) -un nuevo cuatro cilindros de 2 litros y 300 CV- más un propulsor eléctrico de 116 CV acoplado a la transmisión.
El resultado son 404 combinados y un enorme par de 640 Nm con el que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. La silenciosa y ecológica autonomía eléctrica "0 emisiones" le permite recorrer hasta 51 Km y acceder a áreas urbanas restringidas.
La compacta batería de iones de litio (de 13,1 kW/h) va situada bajo el suelo del maletero. Aparte de su sistema de recuperación en marcha, ahora puede recargarse también a través de un enchufe situado en la parrilla delantera. De hecho, puede regenerarse a dos velocidades: carga lenta (con alimentación casera convencional de 10 amperios) en 7h30', o carga rápida (con fuentes específicas de 32 amperios) en apenas 2h45'.

HIBRIDO

El sistema híbrido no va acoplado al propulsor térmico, sino a la transmisión. El motor eléctrico de 85 kW va incorporado a la salida de la caja de cambios. Esta, la automática ZF de ocho velocidades, ha sido actualizada para este aditamento, mientras todo el "software" electrónico del Range Rover se ha adaptado a la nueva ayuda eléctrica.
El conductor puede elegir entre dos sistemas de conducción: el "Paralel Hybrid Mode" y el "EV Mode". El primero optimiza el consumo y prioriza la recarga de la batería, llegando a combinar los dos propulsores para un máximo rendimiento con el mínimo consumo en base al navegador y al sistema GPS. El segundo es cien por cien eléctrico, tiene una autonomía aproximada de 50 Km y permite una velocidad máxima de 137 km/h.
En cuanto a la tracción, el sistema "Terrain Response 2" distribuye de forma precisa e inteligente el par del motor eléctrico entre las cuatro ruedas, para un mayor control durante las maniobras a baja velocidad. Además dispone del "Low Traction Launch System" que ayuda a explotar toda la tracción disponible al arrancar sobre superficies deslizantes. En cualquier caso, el conductor dispone además de un completo surtido de programas de tracción: desde el "Eco" a los de hierba, tierra, nieve, barro, arena o roca.
El Range Rover P400e sustituye el antiguo motor SDV6 diésel híbrido por el nuevo y ligero de nafta "Ingenium", con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada (300 CV).
También están disponibles (pero no en opción híbrida) los V6 diésel de 2 o 3 litros y hasta el V8 de 4,4 litros y 339 CV. Más potente aún es el V6 de gasolina (340 CV y 450 Nm de par), aunque ya se anuncia un nuevo V8 sobrealimentado de 5 litros, con 510/525 CV y 625 Nm. En cualquier caso, la variante más deportiva sigue siendo la SVR, que incrementa su caballería de 550 a 575 CV.
La nueva gama Range Rover Sport cuenta con varios niveles de ayudas a la conducción. Aviso de cambio de carril o frenada de emergencia, son de serie. El paquete "Drive Pro" incorpora otros más sofisticados, como frenada de alta velocidad, ángulo muerto, control de velocidad adaptativo, mantenimiento de carril... Y el paquete "Park Pro" mejora el normal (visión 360º y monitor trasero) con el Park Assist automatizado, para plazas en paralelo o en oblicuo. También existe un "Advanced Tow Assist" para facilitar maniobras con remolque. Exteriormente, la gama Range Rover Sport ha sido modernizada con nuevos paragolpes, nueva calandra delantera y, sobre todo, nuevos faros con tecnología LED, que el cliente puede elegir en tres niveles de iluminación: Premium (24 led), Matrix (52 led) o Pixel (142 led)... que incluso puede mejorarse con el "Pixel-Laser" con cuatro diodos laser añadidos.
Los faros también le cambian la cara al nuevo Range Rover Sport, que cuenta con un coeficiente aerodinámico excelente de 0,36. Es el primer SUV de su categoría con carrocería completamente de aluminio, que lo hace un 39% más ligero que si fuera de acero. En el interior, todos los refinamientos posibles y un nuevo sistema de infoentretenimiento con gran pantalla, que sus creadores han apodado "Blade": lo más avanzado del momento. Incluso un simple gesto de la mano abre o cierra automáticamente la pantalla del techo solar... O la nueva "llave-pulsera" permite a los deportistas alejarse del vehículo sin portar pesadas llaves y hasta nadar con ella puesta. (Fuente: El Mundo Motor).

Te puede interesar