La novia del rugbier

Policiales 11 de octubre Por
Leer mas ...
MENDOZA, 11 (NA). - Julieta Silva, la joven de 29 años detenida por atropellar y matar a su novio, el rugbier Genaro Fortunato, en la puerta de un local nocturno de la ciudad de San Rafael, pidió ayer perdón a los padres del joven durante una audiencia, mientras que el juez de Garantías Pablo Peñasco resolvió que continúe con la prisión preventiva y mantuvo la acusación de homicidio doblemente agravado que había impuesto la fiscal Andrea Rossi.
Durante una audiencia oral celebrada este martes el juez Peñasco resolvió confirmar la prisión preventiva y el procesamiento de Silva y le trabó un embargo por 300.000 pesos sobre sus bienes.
La audiencia, que se extendió durante tres horas, tuvo como condimento especial la presencia de los padres del rugbier que por primera vez estuvieron cara a cara con la imputada.
Sobre el final de la audiencia, el padre de Genaro, con evidentes muestras de dolor, se preguntó: "¿Por qué estamos acá?". A continuación, la madre de Genaro indicó: "Mi hijo me contó que estaba en pareja con Julieta y ella lo venía a buscar a casa".
Luego, fue el turno de Silva, quien entró llorando a la sala y repitió el llanto durante casi toda la audiencia. "Perdón a toda la familia de Genaro, esto fue un accidente, voy a pagar por ello pero nunca lo vi, nunca lo vi. Si me condenan,  que sea por un accidente", fueron las breves palabras de la imputada.

Te puede interesar