Audi A8: un prodigio tecnológico

Automotores 10 de octubre Por
Leer mas ...
La cuarta generación del Audi A8 es un prodigio tecnológico. Las marcas aprovechan su buque insignia para mostrar su arsenal tecnológico, como ocurre con sus rivales principales, el Mercedes-Benz Clase S o el BMW Serie 7.Lo primero de todo, se ofrecerá en dos carrocerías, llamadas sedán y larga con 5,17 metros de larga la primera y 5,3 metros la segunda. Ambas crecen 3 centímetros en comparación con su antecesor. En cuanto a diseño es un Audi, sobrio, elegante y similar a las líneas que ofrece el Audi A4.
Las versiones disponibles en el momento del lanzamiento son dos. La A8 50 TDI con motor V6 diésel de 286 caballos, tracción quattro y cambio automático de 8 velocidades. La otra será la A8 55 TFSI con motor de gasolina V6 que da 340 caballos, también con tracción integral quattro y con caja automática de ocho relaciones. Las dos estarán disponibles en las dos carrocerías, sedán y larga.
Lo más interesante del Audi A8 es que según los ingenieros de la marca es el primer vehículo del mundo con Nivel 3 de conducción autónoma (el máximo sería el Nivel 5 donde el coche no necesitaría ni volante, ni pedales, ni conductor). Este Nivel 3 lo alcanza porque el Audi A8 es capaz de circular por sí mismo durante los atascos (Traffic jam en inglés) en autovía. Así el conductor podría realizar otras tareas mientras va al trabajo.
El funcionamiento es sencillo. Sólo funciona por debajo de 60 km/h. El coche lo hace todo, acelera, frena, mantiene distancias y mueve el volante, incluso en calles con mucho tráfico.
El coche lo hacía todo, incluso se volvió loco cuando llegó a una rotonda. La locura circular todavía se le escapa a la centralita (zFAS) del Audi A8. Todavía no está preparada para ese barullo. Es más, los ingenieros de Audi ven todavía muy lejos la convivencia en una ciudad de un coche autónomo con las bicicletas, motos, autobuses, furgonetas de reparto, taxis... Y no hay que olvidar que este sistema está condicionado por la legalidad. En España si la autoridad del tráfico te ve sin las manos en el volante durante un buen rato, lo más probable es que te ganes una sanción a modo de multa. (Fuente: El Mundo Motor).

Te puede interesar