¿Qué dicen las neurociencias sobre los trastornos de ansiedad?

Información General 08 de octubre Por
Leer mas ...
A pesar de su valoración negativa, el estrés es una respuesta fisiológica natural. Ante una situación de amenaza o de peligro, el organismo reacciona poniendo en marcha ciertos mecanismos, tanto del sistema nervioso central como de otros sistemas periféricos. En esta reacción, cobran vital importancia los elementos de percepción y evaluación que llevan a cabo diversas estructuras cerebrales ante una situación estresante. De esta evaluación y del significado que se le otorgue a un determinado hecho, dependerá que estemos frente a un mecanismo normal o patológico.
Dentro de los cuadros asociados al estrés patológico, los trastornos de ansiedad son los de mayor incidencia en la población general. Son variados los trastornos que se incluyen bajo esta categoría, todos caracterizados por la presencia de miedos excesivos o irracionales.
Es conocida la estrecha relación entre la ansiedad y el miedo. Se sabe que el miedo es un componente normal y habitual de la vida psíquica de las personas. Constituye un sistema de alarma al servicio de la adaptación, permitiendo anticipar peligros, detectar amenazas y activar conductas destinadas a enfrentar, escapar o evitar las mismas. Dentro de este “miedo normal” incluiríamos, tanto lo que llamamos miedo adaptativo, como ciertos estados de ansiedad leve.
Cuando este miedo se vuelve excesivo, nos encontramos frente a un estado patológico. Es un miedo irracional que genera sensaciones de malestar y síntomas físicos tales como taquicardias, ahogos, mareos y sudoración.
“En la clínica encontramos pacientes que llegan con ideas tales como: ´me va a faltar el aire, no voy a poder hacerlo, voy a enloquecer y perder el control de la situación, me voy a morir´. Luego, a medida que progresa el tratamiento cognitivo-conductual, el paciente aprende a manejar sus síntomas de activación fisiológica y esas ideas se van reestructurando dando lugar a otras más adaptativas, que le permiten afrontar la situación temida con más éxito”, comenta la Lic. Florencia Eberhardt del INR.
Todas las técnicas empleadas tienen la ventaja de producir un cambio de actitud frente a los síntomas y situaciones temidas, por un aumento de la autoeficacia. Este sentimiento de eficacia personal positivo es de vital importancia, tanto para lograr el cambio inicial como para lograr un mayor potencial de afrontamiento en situaciones futuras y evitar recaídas.
El Instituto de Neurociencias de Rafaela (INR) cuenta con un equipo de especialistas que abordan estos trastornos desde un enfoque cognitivo-conductual. Los tratamientos que se ofrecen son individuales y, además, se encuentra abierta la inscripción de los grupos terapéuticos para pacientes con trastornos de ansiedad.
Para quienes deseen conocer más acerca de estos trastornos, sus principales síntomas y manifestaciones, como así también las formas de abordarlos, el día 20 de octubre las licenciadas Florencia Eberhardt y Julieta Daniele brindarán una charla en la sede del INR (Bv. Lehmann 857).
Los interesados, deben inscribirse previamente en el INR o a los teléfonos 502853 o 15655659. La actividad tiene un costo de $ 100 por persona y los cupos son limitados.

Te puede interesar