Declararon otros cuatro gendarmes ante el juez

Nacionales 17 de septiembre Por
Se trata de Diego Ramos, Dardo Zoilán, Aníbal Cardozo y el alférez Emmanuel Echazú, quienes participaron del operativo realizado el primero de agosto último en la comunidad mapuche Resistencia Cushamen, en el noroeste de Chubut.
BUENOS AIRES, 17 (NA). - La causa por la desaparición del joven Santiago Maldonado sumó ayer la declaración de otros cuatro gendarmes, entre quienes se encontraron el que labró el acta del operativo y fue herido por un piedrazo y otro que admitió haber disparado balas de goma durante los enfrentamientos con los integrantes de la comunidad mapuche.
Se trata de Emanuel Echazú y Darío Zoilán, quienes se presentaron junto a otros dos uniformados ante el juez federal de Esquel, Guido Otranto, para prestar declaración indagatoria sobre lo ocurrido durante el operativo en la comunidad mapuche Pu Lof, donde fue visto por última vez Santiago Maldonado.
Echazú labró el acta del operativo y sufrió una doble fractura en el pómulo a causa de un piedrazo, mientras que Zoilán fue quien afirmó en el sumario administrativo haber disparado balas de goma.
El abogado Gustavo Dalzone, que patrocina a integrantes de la Gendarmería Nacional, afirmó que en los relatos de los uniformados ante el juez fue "todo preciso y concordante". "No existe ningún tipo de encubrimiento. No hay ningún tipo de contradicción en lo que han dicho. Los testigos han declarado libremente y todas las partes los han podido entrevistar como quisieron le hicieron todas las preguntas que quisieron", afirmó.
Consultado sobre los relatos que hicieron los distintos efectivos en el marco del sumario interno de la fuerza, Dalzone subrayó que "la única declaración que vale es la hecha en el Tribunal", a la vez que aclaró que esos documentos son "actuaciones secretas y reservadas".
Con relación al hecho de que varios uniformados que participaron del operativo en cuestión se tomaran licencia días después, el abogado justificó que "son trabajadores y tienen una licencia especial de invierno, que si no se la toman antes del 31 de agosto, no se la pueden tomar después".
Asimismo, afirmó que los gendarmes ingresaron al predio de la comunidad mapuche Pu Lof en el departamento chubutense de Cushamen "porque estaban siendo agredidos" por los integrantes de ese pueblo originario y destacó: "Está todo demostrado en la causa".
El letrado indicó que aún "no ha llegado ninguna citación" para Neri Robledo, el gendarme que manifestó haber golpeado con una piedra a uno de los manifestantes que ese 1° de agosto habían cortado la Ruta Nacional 40.
En tanto, el próximo lunes deberán presentarse ante el juez Otranto miembros de la comunidad mapuche Pu Lof para prestar declaración testimonial acerca de los hechos ocurridos cuando fue visto por última vez el artesano de 28 años.
Por su parte, el defensor oficial de Esquel, Fernando Machado, consideró que "las testimoniales de hoy (sábado) han sido fructíferas en el sentido de avanzar en una determinada hipótesis", en alusión a la posible participación de gendarmes en la desaparición del artesano. "La hipótesis que flota en el aire y más fortaleza es esa", agregó.
Respecto de Echazú, Dalzone manifestó que "fue herido por una piedra que impactó mitad en el casco, mitad en su pómulo y le produjo una doble fractura", algo que para Machado, "es dudoso". "En principio, la lastimadura de Echazú es dudoso que sea por una pedrada, porque así lo reflejan algunas testimoniales", expresó el defensor oficial de Esquel, quien concluyó que "hay circunstancias que no se comparecen abiertamente con sus dichos".

Te puede interesar