Procesión y misa en honor a la Virgen La Dolorosa

Información General 15 de septiembre Por
Será esta noche a partir de las 20:30 en el corazón del barrio Guillermo Lehmann.
FOTO ARCHIVO CAPILLA LA DOLOROSA. Hoy celebrará la fiesta patronal.
FOTO ARCHIVO CAPILLA LA DOLOROSA. Hoy celebrará la fiesta patronal.
Los fieles de barrio Guillermo Lehmann y otros sectores de la ciudad podrán participar esta noche de la procesión y misa en honor a la Virgen Nuestra Señora de los Dolores, lo que será una buena oportunidad para el encuentro en la Capilla ubicada en calle Mainardi, entre F. Beltramino y N. Alvarez frente a la Plaza de la Paz.
La procesión en torno a la plaza y las calles del barrio se iniciará a las 20:30 con posterior misa, según se informó desde el templo que depende de la parroquia Corazón de Jesús. 
La fiesta de la Virgen Dolorosa, una advocación de la Virgen María, "recuerda los dolores que sufrió la madre de Jesús, sobre todo el día de la Pasión y Muerte de su Hijo, dolores que fueron profetizados por el anciano Simeón, cuando en el templo de Jerusalén dijo a María que una espada le traspasaría el corazón". La piedad popular ha representado a la Virgen Dolorosa con un corazón traspasado por siete espadas que simbolizan otros tantos dolores de María, y hasta hace pocos años, esta conmemoración se denominaba 'Los siete dolores de la Virgen María'.
En cuanto la historia local, antes de que Rafaela fuera Diócesis (1961), la necesidad de los creyentes de reunirse en un templo, provocó la inquietud del recordado Padre Marozzi, quien convocó a la gente para la construcción de una Capilla. Y la parte espiritual llegó a través de las Hermanas del Espíritu Santo que vivían en el Hospital Jaime Ferré.
En esos comienzos las misas dominicales eran celebradas por los sacerdotes del Verbo Divino que venían desde Esperanza, y los bautismos, funerales y casamientos en la Parroquia San Rafael -hoy Catedral-. Para las fiestas patronales venían los Padres Misioneros y esas misiones duraban de 7 a 15 días.
Con la llegada del primer Obispo Diocesano, Mons. Zazpe, llegaron los sacerdotes españoles (1964). Posteriormente la Capilla pasa a ser Viceparroquia y se construye la casa parroquial. En 1966 Mons. Zazpe bendijo el Sagrario, construyéndose además el salón Parroquial y un garaje luego destinado a Cáritas.
La catequesis comienza a ser atendida por las Hermanas Franciscanas que colaboraban en el Sanatorio Moreno.
Con la llegada del segundo Obispo de Rafaela -Mons. Brasca-, este hace responsables de la vida pastoral a las Hermanas Auxiliares hasta 1984: con ellas nacieron los grupos de jóvenes y de tercera edad y la catequesis familiar. En esa época surgieron vocaciones religiosas, sacerdotales y diaconales.
Viene luego el tercer Obispo -Mons. Casaretto- quien trajo a la Diócesis a la Congregación Sacerdotal de San Cayetano, cediendo como Parroquia de esa comunidad a la de Sagrado Corazón de Jesús, unificando así los barrios 9 de Julio, Lehmann, Fasoli, Güemes, Martín Fierro y más tarde Independencia y Malvinas Argentinas.
A fines de 1992 la Congregación traslada su comunidad, por lo que el cuarto Obispo de Rafaela -Héctor G. Romero- designa por primera vez a sacerdotes diocesanos.

Te puede interesar