Distinción a una docente pionera en el Nivel Inicial rafaelino

Información General 14 de septiembre Por
HAYDEE CECILIA FLORES DE BRACCAMONTE
FOTO J. BARRERA// EMOCIONADA./ Así se manifestó Haydée por el reconocimiento recibido.
FOTO J. BARRERA// EMOCIONADA./ Así se manifestó Haydée por el reconocimiento recibido.

En la víspera dimos cuenta de  la celebración oficial del Día del Maestro en la capital provincial, acto que fue presidido por el gobernador, Miguel Lifschitz, acompañado por la titular de la cartera, Claudia Balagué, y también se mencionaron las docentes que fueron distinguidas  en este año, entre las que se encuentra una rafaelina, Haydée Cecilia Flores.
La reconocida docente, respondiendo a nuestra invitación, ayer visitó la Redacción, haciéndonos conocer parte de su rica trayectoria, que fue el fundamento para obtener el galardón.
Con relación a la distinción hizo saber que " la propuesta fue elevada por mis colegas del Jardín 102 (Alfredo Williner).
Evocando su trayectoria - que fue muy prolífica  en Nivel Inicial, tanto como en su actividad como formadora de formadores- señaló "fui directora-organizadora del Jardín Nº 102 desde su inicio, año 1986". Recordó especialmente "hermosos momentos que vivimos en el Jardín desde que inauguramos un edificio- que el jardín no tenía-, y en cada uno de esos momentos importantes, estaban ustedes - LA OPINION-".
Más adelante remarcó que " nosotros fuimos un poco innovadores en nuestra forma de actuar, el  personal del jardín, conmigo a la cabeza y todo un equipo de docentes que  estábamos en esa filosofía, algo que era totalmente nuevo, renovador para la época, nosotras fuimos pioneras.
Exaltó que "el Jardín 102 fue el primer jardín de infantes común que funciona en Rafaela, estaba el Nº 5, pero era un jardín integral, que daba otro tipo de respuesta,  con horario de jornada completa para chiquitos con necesidades básicas insatisfechas, el Jardín Nº 102 no, eran secciones de la Escuela Bartolomé Mitre, a partir de las cuales se creó el jardín. Se comenzó funcionando con tres secciones, una debiese haber estado a mi cargo, pero en su momento no fue porque llegó una maestra con traslado interjurisdiccional y cuando me fui del jardín había 16 secciones.
Recordó que "me fui en 2003 a la Supervisión, estuve cuatro años,  luego me designaron también como jurado de concurso y luego me jubilé.

El homenaje
Con palpable emoción manifestó que " ahora como jubilada recibo este homenaje, reconocimiento, me siento totalmente honrada, agradecida, y no sabés lo que ya lloré, porque es una caricia para el alma, además de recibir tanto reconocimiento, del Gobierno que aceptó la propuesta y del jurado que me seleccionó - a partir de la biografía elevada por el jardín con toda mi trayectoria- es un halago que me conmueve, más que nada por el reconocimiento que se le da a la tarea docente, labor que, sin lugar a dudas es uno de los pilares de la sociedad.
Más adelante evocó que " paralelamente a mi labor docente en el Jardín, a partir del año 1980, me desempeñé en el Instituto Superior del Profesorado Nº 2 formando formadores, hasta mi jubilación, en realidad me jubilé primero en el Jardín, y en esa época se podía continuar en el nivel superior, me quedé solamente con las horas de cátedra, y disfruté muchísimo esta labor, ya que pude brindar otro tiempo y también pude disfrutar de ese hermoso, espectacular edificio con el que hoy cuenta el Instituto".
Haydée hace unos días sufrió un accidente doméstico y tiene una fractura en su brazo izquierdo, cuando conoció el detalle de la nominación estaba afectada por esta situación, y si bien estaba agradecida, se negó a asistir a la ceremonia.
Y confesó que cuando su familia se enteró, tanto sus nietas, especialmente la que estudia docencia y su hijo, la incentivaron para que asista, lo mismo quienes la nominaron- las compañeras del jardín-.

El Jardín Nº 102
Y señaló que pese a que " me siento honrada con esta distinción, pero yo no trabajé para esto, yo le puse pasión a lo que hacía, para lograr la mejor educación para nuestros niños más pequeños, nosotros fuimos en la ciudad el puntapié inicial, la punta de lanza, ya que en la actualidad son 9 o 10 jardines de la misma característica del 102, entonces  para mí es un orgullo pensar en todo lo que hicimos, siempre lo recuerdo con mi familia, el día que llegué a la Escuela Mitre, porque las secciones funcionaban allí, había dos aulas funcionando con dos secciones y no había lugar para la dirección y me senté en una silla chiquita con Graciela Coppa de Williner, a ver cómo ella daba clase, y de ahí en más empezó un trabajo siempre en equipo, de todo el personal, para lograr nuestro edificio propio".
A esta altura de la entrevista tuvo un recuerdo muy especial para Carlitos Williner manifestando que " cuando el jardín cumplió un año, en 1987,  había venido, invitado , por supuesto, gente de Williner porque una de las aulas llevaba el nombre y durante dos años Williner pagó la tercera maestra, y le dije a Carlitos Williner, en ese momento, que sabía que en el barrio Ilolay ellos tenían terrenos y cuál era la posibilidad de que donen un terrenito para construir el edificio del jardín,Williner desplegó el plano del barrio y me ofreció elegir, me preguntó ¿qué te parece este?, es una manzana, y es lo que la empresa donó, elegimos la manzana donde hoy funciona el establecimiento, y era un terreno con muchos pinos y una cava,  así que todo el jardín está construido con más peso abajo que arriba porque  se colocó una gran capa asfáltica para que no corriese riesgo el edificio".
"De allí en más  fuimos construyendo lo que hoy significa una gran satisfacción y alegría para muchos chicos y toda una comunidad que lo necesitaba y reclamaba".


Te puede interesar