Un proyecto de planificación de crecimiento urbano Rafaela

Locales 10 de septiembre Por
Este nuevo proyecto, diseñado dentro de Ciudades de Papel, hace hincapié en el espacio público entendido desde las ideas de urbanismo ciudadano.
Por Pablo Urso (Redacción LA OPINION). - En una de las últimas entregas de Ciudades de Papel, este destacado trabajo que se realizó durante un tiempo en el Viejo Mercado, presentamos el trabajo de Valeria Allassia, Vanesa Angonoa, Guillermina Cadenazzi y de Azul Martino, que propone algunos tópicos de la planificación de
crecimiento urbano en nuestra ciudad.
Partiendo que la ciudad, “producto físico, político, cultural complejo que hemos caracterizado en nuestra cultura, este proyecto urbano destinado a ordenar y planificar la ciudad de Rafaela por los próximos 20 años, busca desde soluciones físicas como ordenar, articular, estructurar y dar soporte a diferentes usos y funciones; lograr un ámbito de expresión colectiva de la vida comunitaria, que sea manifestación de su historia e idiosincrasia. Para ello habrá que conciliar un doble fenómeno: el de regionalización, que pone a la localidad de Rafaela como ciudad intermedia y que la empuja a su crecimiento como metrópolis del área; y el de “ciudad pueblo”, nombre que recibe por sus propios habitantes y que refleja la idea de ciudad que ellos tienen y que debe conservarse si se pretende no perder la identidad que la subyace. Para ello se hará hincapié en el espacio público entendido desde las ideas de urbanismo ciudadano que lo pone como elemento esencial de la ciudad e imprescindible para la democratización de la misma y que permite contrarrestar los efectos de dispersión y privatización que se dieron en las últimas décadas; y en el hombre como destinatario real del plan y que por lo tanto debe tener una ciudad hecha a su medida, que permita su desarrollo integral y mejore la calidad de vida. Para alcanzar estos objetivos la propuesta se basa en cuatro conceptos: movilidad integrada, ecopromade de, escala humana y centralidad identitaria. Ellos se desarrollarán a lo largo de toda la presentación y se verificarán con mayor énfasis en un sector delimitado que hemos elegido, conformado por un eje simbólico y monumental que une los dos centros generadores de la ciudad: la plaza fundacional de Rafaela con su conformación típica de colonia agrícola ganadera con plaza central y cuatro bulevares, y las estaciones de los ferrocarriles como el medio de transporte que trajo el progreso y desarrollo económico-social de toda la región.

MOTIVO
En diálogo con LA OPINION, Guillermina Cadenazzi dijo que “la idea de presentar este proyecto surgió a partir del tema de la exposición, la misma se llamó Ciudades de Papel y dentro de lo que se planteaba abarcar, se incluían reflexiones sobre propuestas locales dentro de ejercicios académicos. El último año de cursado fue muy productivo y fructífero para las cuatro integrantes del grupo, pero particularmente este trabajo representa un resumen de la conciencia y madurez adquirida a lo largo de toda la carrera en lo que respecta al análisis del ámbito urbano y social. Además muestra la inclinación dentro de la formación académica que nos tocó atravesar en este período de la historia, donde se habla principalmente del urbanismo ciudadano, en el que se sitúa al hombre como prioridad, se tiene en cuenta el impacto ambiental y los medios de movilidad alternativos. Esto nos motivó a presentar nuestra producción en la muestra, dar a conocer las nuevas y actuales formas de observar y analizar la ciudad y tener la oportunidad de resumir la experiencia universitaria de las cuatro en un trabajo.
En otra mirada comprometida de la arquitecta, explicó que “actualmente en la ciudad se está dando un doble fenómeno, el de regionalización, que impulsa su crecimiento como ‘metrópolis’ del área; y el carácter de ‘ciudad pueblo’ que sus habitantes reconocen en ella. Estas situaciones definen a Rafaela como ‘ciudad intermedia’, con una escala manejable y con posibilidades de mejorar. Acorde a la escala de nuestra ciudad se encuentran las Teorías del Urbanismo Ciudadano, que hacen hincapié en la importancia del espacio público y del hombre como destinatario real del plan. Nuestro proyecto adoptó esas ideas y las trasladó a cuatro conceptos de intervención, movilidad integrada, eco-promenade, escala humana y centralidad identitaria, posicionándose así, como una alternativa viable para abordar la ciudad actual pensando en el futuro.

Te puede interesar