LA CARGA DEL ESTUDIO

5to Comunicación 15 de septiembre de 2017 Por
El modelo del estudiante del secundario, década tras década puede ser observado no solo por el nivel educativo de la institución, sino también sobre la base de aquellos útiles y “cargas en general” que lleva a la escuela. Un escueto relevo de sus utensilios podría ayudar a pensar la educación en términos de escases o abundancia.

Por Fagnola Bruno - Schwant Brian

La era de las mochilas

En nuestra actualidad el modelo que esta impuesto en la sociedad es la mochila repleta de material, después de varios testimonios de alumnos de esta década se llegó a la conclusión de que es necesario llevar mochila por todos los elementos que se utilizan y exige hoy en día la escuela (cartuchera, carpeta, cuadernillo, fotocopias, notebook del colegio, etc.)

Lo privado y lo público

Lo que el colegio hoy ofrece es muy escaso, los alumnos deben llevar muchas más cosas que años atrás. Generalmente y en casi todas las materias no se usan libros, hace ya años que se implementó el uso de la fotocopia o (en muy pocos casos) la notebook.

Recuerdos de otras cargas

- “En mi caso las cargas eran mucho más livianas yo solo debía  llevar cartuchera y carpeta porque los libros y material para trabajar estaba generalmente en la biblioteca escolar” afirmó Cecilia Colsani alumna del secundario en la década del 80.

- “En la década de los 90’ surge La moda de la carpeta bajo el brazo con escasos útiles ya que los libros estaban en la biblioteca algunos un poco viejos porque se usaba el mismo programa por mucho tiempo, cosa que hoy no” expresó Rodrigo granero alumno del colegio nacional en los años 90.

 En conclusión, la escasez de materiales de décadas atrás debe a que la escuela brindaba muchas más cosas que hoy en día no, un claro ejemplos podrían llegar a ser los libros que tenía la escuela ya que no se necesitaba gastar en fotocopias como ahora.

Actualidad ¿Qué nos falta y qué nos sobra?

Hoy en día la institución educativa dejo de ser un lugar de retos perdió la naturaleza de desafiar ya que en vez de ponerse a leer un libro el alumno actual prefiere copiar y pegar un fragmento de la web, que es la que facilita y ahorra el trabajo del libro claramente épocas atrás esto no sucedía.

El conflicto del spinner en el colegio

Muchos profesores se encuentran hartos de este juguete y algunos lo han prohibido ya que este pasatiempo llama muchísimo la atención de los jóvenes distrayéndolos de sus respectivas clases. Sin embargo, algunos especialistas aseguran que está mal haber sacado este juguete ya que los niños de hoy en día sufren estrés y esto ayuda a contrarrestarlos, con esto se puede decir que el modelo de estudiante de la década del 80’ es muy distinto al de la actualidad porque un alumno de esa época iba al colegio a leer y aprender y el modelo de estudiante de estos años prefiere estar con un juego antes que estar aprendiendo

Te puede interesar