El imán marroquí murió en explosión

Internacionales 22 de agosto de 2017 Por
Fue el que "comió el cerebro" de los autores de atentados de España.

RIPOLL, España, 22 (AFP-NA). - Abdelbaki Es Satty, el imán que habría estado en el corazón de la célula que cometió los primeros atentados reivindicados por el grupo EI en España, falleció en la explosión ocurrida el miércoles en una vivienda donde fabricaban explosivos.
Esta teoría, privilegiada por los investigadores, fue confirmada el lunes por el jefe de la policía autonómica de Cataluña, Josep Lluís Trapero.
En la pequeña ciudad de los Pirineos catalanes donde vivía desde hacía dos años, se sospecha que el imán marroquí le "comió el cerebro" a jóvenes compatriotas suyos para que formaran el grupo que acabó con la vida de 15 personas y dejó más de 120 heridos, principalmente a través de atropellamientos, en Barcelona y Cambrils.
El imán residía desde hacía dos años en Ripoll, donde alquilaba, por "150 euros" al mes, según su compañero de piso, un apartamento de dos habitaciones decrépito con vistas a la montaña y a los tejados de pizarra de la pequeña ciudad catalana, situada 90 km al norte de Barcelona.
"El martes por la mañana, se fue explicando que iba de vacaciones a Marruecos", dijo Nordeen El Haji, de 45 años, vendedor de fruta, que llevaba cuatro meses en el apartamento.
Desde entonces, estaba desaparecido. La policía trataba de averiguar si había muerto en la explosión de una casa de Alcanar el miércoles por la noche, donde la célula de los atentados de Cambrils y Barcelona preparaban "uno o varios atentados" con bombas.
"Hablaba poco, pasaba tiempo con su ordenador en la habitación, tenía un viejo teléfono celular sin internet, pocos libros", añade Nordeen El Haji.
En un mueble descansa la orden judicial de registro, fechada el viernes, pocas horas después de los atentados que dejaron 14 muertos y 120 heridos.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar