Trabajo informal

Editorial 12/08/2017 Por
El servicio doméstico, el campo y la construcción son los tres sectores con más trabajadores "en negro".

Los tres sectores  que tienen más trabajadores en situación irregular son el servicio doméstico, el campo y la construcción, y no sólo eso, sino que los que están en "negro" dentro de estas actividades laborales son más que los registrados, es decir, los en "blanco". Aunque, además de los mencionados hay algunos otros que están también muy cerca de ellos, como por caso el área de la salud con 42% de informalidad y gastronómicos que corresponden a hoteles y restoranes con el 38% de sus trabajadores.
Es que, según datos oficiales, sobre un total de 15.053.000 trabajadores registrados hay 4.488.000 que no se encuentran dentro de la legalidad, es decir, son informales, con toda la serie de desventajas que esa condición supone, además y principal, la de percibir menos haberes.
Los datos difundidos por el INDEC, correspondientes al primer trimestre de 2017, son interesantes pues incluye información sobre los puestos desagregados por sectores y por registración de los asalariados ante la Seguridad Social que se había interrumpido durante el anterior gobierno kirchnerista. De tal modo se establece que en total hay 19.846.000 puestos laborales, de los cuales 15.053.000 son asalariados públicos y privados debidamente formales y registrados, mientras que el resto 4.793.000 corresponde a propietarios, pequeños productores, comerciantes, industriales y cuentapropistas.
Existen en estos datos algunas curiosidades que deben ser debidamente explicadas, ya que por ejemplo la cantidad de empleos de casi 20 millones es superior a la cantidad de trabajadores, lo que en principio sueña extraño, pero el mismo organismo estadístico deja en claro que tal situación sucede en virtud de existir numerosos trabajadores que tienen más de un empleo, llegándose por lo tanto a la referida ecuación: mayor cantidad de empleos que trabajadores.
Pasando a los datos desagregados, los mismos determinan que el trabajo informal tienen la mayor cantidad en el servicio doméstico, ya que en el sector sobre 1.611.000 puestos laborales, apenas 441.000 están debidamente registrados. Tenemos por lo tanto que los que están en negro triplican a los que se encuentran en blanco, quedando de tal modo claramente expuesta cuál es la situación de estos trabajadores, que se movilizan dentro de un marco en el cual impera sobremanera la informalidad, y por lo tanto en la mayoría de los casos, el aprovechamiento y ciertos excesos, aunque a veces la demanda de personal eficiente equilibra la situación de las partes.
Si bien la diferencia es todavía muy importante en el servicio doméstico, en el mismo se viene observando una mejoría desde 2012 en adelante, ya que desde entonces a la fecha se han incorporado unos 70.000 trabajadores registrados, influyendo seguramente los beneficios impositivos dispuestos en favor de los empleadores.
El segundo sector que se encuentra más afectado por la informalidad, tal como fue señalado, es el que integran agricultura, ganadería, caza y silvicultura con 532.000 empleos en negro y 344.000 en blanco, con lo cual tenemos como conclusión que el campo tiene un 60% de sus asalariados que no se encuentran registrados como corresponde.
Finalmente en la construcción, sector que ahora ha comenzado a recuperarse con un 17% de expansión en el pasado mes de julio, también cuenta con más trabajadores en negro que llegan a 453.000 que en blanco sumando 413.000, significando la informalidad el 53% del total de trabajadores.
La última Encuesta Permanente de Hogares que hizo el INDEC, correspondiente al período enero a marzo del corriente año, no arrojó mayores cambios respecto de informes previos sobre el alto porcentaje de trabajadores que se desempeñan en la informalidad, habida cuenta de que se ubicó en 33,3% para el conjunto de los 31 aglomerados urbanos que alberga a poco más de la mitad de la población de todo el país. El relevamiento determinó que, a grandes rasgos, el mercado de trabajo se reparte en 74,2% de trabajadores en relación de dependencia, y 25,8% de no asalariados, como los autónomos, monotributistas puros, empleados en casas particulares y monotributistas sociales.

Te puede interesar