Cayó matador de quien apareció en una laguna

Policiales 11 de agosto Por
Se trata de un empresario de La Tablada. El homicidio habría sido por una cuestión amorosa.
FOTO NA DETENIDO. El empresario de 38 años.
FOTO NA DETENIDO. El empresario de 38 años.
BUENOS AIRES, 11 (NA). - Un empresario de 38 años fue detenido en la localidad bonaerense de La Tablada, en el partido de La Matanza, como presunto autor del crimen de un hombre cuyo cuerpo fue encontrado un mes atrás flotando en la Laguna de Chascomús. El detenido resultó ser Angel Marcos, propietario de una fábrica de galletitas, a quien se le endilga el asesinato de Carlos Alberto Peralta, un hombre de 49 años, con el que habría mantenido diferencias personales, según informaron fuentes policiales vinculadas al caso.
 En el procedimiento se secuestró una camioneta en la que se sospecha pudo haber sido trasladado el cuerpo de Peralta, cuyo cuerpo fue encontrado atado con alambres y signos de haber sido golpeado, además de ejecutado de dos escopetazos. Según trascendió, las investigaciones giran en torno a la posibilidad de que Peralta haya mantenido una relación amorosa con una mujer cercana a Marcos, situación que habría originado una disputa entre ambos hombres.
 También se supo que la investigación que llevaba adelante la fiscal Daniela Bertolotti Tramuja, del Departamento Judicial de Dolores, comenzó a encaminarse hacia Marcos a partir del testimonio de dos hombres del partido de la Costa, que mencionaron que una persona intentó contratarlos para que lo ayudaran a deshacerse de un cuerpo. Los testigos mencionaron que el hombre les dijo que tenía un cadáver en una camioneta Volkswagen Amarok similar a la que posee el empresario. Por otro lado, se pudo determinar mediante el seguimiento de antenas de celulares, que indicaban que el empresario había viajado a la zona de la costa.
 Al ser encontrado el cuerpo de Peralta, en primer lugar se supuso que podría tratarse de Walter "Lobo" Leguizamón, un sindicalista del gremio de la construcción UOCRA que está prófugo por el asesinato de un albañil desde 2014. Sin embargo, una vez que pudieron reconstruir las huellas dactilares del cuerpo deterioradas por acción del agua, se pudo identificar a Peralta, sobre el cual no pesaba ninguna búsqueda de paradero.

Te puede interesar