Juicio oral y público harán a un homicida

Policiales 08/08/2017 Por
Está previsto que se inicie el lunes 14 de agosto en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. El imputado es un joven de 20 años acusado por los delitos de homicidio calificado criminis causae y robo calificado. Los fiscales Jorge Nessier y Cristina Ferraro pedirán la pena de prisión perpetua.
El juicio oral y público por el homicidio de Leónidas Juan Quinteros comenzará el lunes 14 de agosto en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. El imputado es un joven de 20 años cuyas iniciales son M.L.C., quien fue imputado por los fiscales Jorge Nessier y Cristina Ferraro como autor de los delitos de homicidio calificado criminis causae y robo calificado por el empleo de arma de fuego apta para el disparo, ambos en concurso real. El tribunal pluripersonal estará integrado por Sandra Valenti (presidenta); Nicolás Falkenberg y Jorge Patrizzi.
De acuerdo a lo informado por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ), está previsto que los alegatos de apertura comiencen a las 8:30 del lunes 14. 
Los hechos 
El homicidio de Quinteros ocurrió el miércoles 11 de marzo de 2015. Minutos después de las 19:00, la víctima recibió un disparo de arma de fuego en inmediaciones de la avenida Blas Parera al 6.900. Quinteros realizaba tareas de vigilancia en la Panadería Imperial, y su muerte se produjo mientras forcejeaba con el imputado, a quien estaba persiguiendo porque había perpetrado un robo en el local comercial que custodiaba.
“M.L.C. ejecutó su accionar homicida con el fin de asegurar los resultados del delito que había cometido minutos antes y de procurar la impunidad para sí, por lo cual le disparó dolosamente en el cráneo a Quinteros cuando intentaba impedirle su huída”, explicaron los fiscales. “Además, el imputado ya había apuntado a la víctima adentro del local, lo había hecho arrodillar y lo había amenazado para que no lo persiguiera cuando se fuera”, agregaron los funcionarios del MPA. 
El otro hecho por el que se juzgará a M.L.C. es el apoderamiento ilegítimo de entre 200 y 300 pesos, robo que motivó la persecución del imputado por parte de Quinteros. “El delito lo concretó mediante el empleo de violencia física, con un arma de fuego apta para el disparo tipo revólver calibre 22”, precisaron los fiscales. 
Por último, el imputado escapó del lugar con el dinero sustraído y el arma de fuego con la que había disparado. Se refugió en la casa de un vecino del lugar, en la que escondió la bolsa con dinero dentro de una caja de cartón y tiró el arma de fuego por encima del tapial sur de la vivienda. Minutos más tarde, fue aprehendido por personal policial. Por su parte, la víctima falleció –unas horas después de ocurridos los hechos– en el hospital Cullen a raíz de las heridas que le produjo el impacto de bala que recibió”, concluyeron Nessier y Ferraro. 

Te puede interesar