Diputados del PJ rechazan el fideicomiso por la autopista

Locales 03/08/2017 Por
Tras confirmarse que, mediante un fideicomiso público, el gobierno provincial retomó la administración y control de la autopista Santa Fe-Rosario, los diputados peronistas manifestaron su amplio rechazo y recordaron que hace más de un mes citaron al ministro José Garibay para obtener mayores precisiones al respecto.
FOTO ARCHIVO MIRABELLA./ "Lo que hicieron es ilegal", señaló.
FOTO ARCHIVO MIRABELLA./ "Lo que hicieron es ilegal", señaló.
En la mañana de ayer, los diputados del Frente Justicialista para la Victoria manifestaron el rechazo a la creación de un fideicomiso público, a través del cual, el Gobierno de la Provincia retomó la administración y el control de la autopista Santa Fe-Rosario.
Héctor Cavallero, Patricia Chialvo, Silvia Simoncini, Germán Bacarella y el rafaelino Roberto Mirabella recordaron además que hace más de un mes citaron al ministro José Garibay para obtener mayores precisiones al respecto, sin que esto se haya concretado.
En diálogo con "Algo dirán" (Radio Galena, 94.5 Mhz), Mirabella indicó que "desde febrero de 2016, el ministro José Garibay (de Infraestructura y Transporte), que dijo que ARSSA -la empresa que hasta el 1 de agosto tuvo a su cargo la concesión- había incumplido con el contrato, pasó un año y medio y aún no se resolvió el tema. No se sabe en qué incumplió la empresa y en cuánto estafó al Estado santafesino, que, claramente, en las evaluaciones que había contratado el Gobierno con la Universidad Nacional de Rosario, se habían establecido en más de 1.500 millones de pesos. ARSSA tenía que repavimentar 313 km y solo hizo 75 km. en cinco años. Es alarmante que desde el Gobierno Provincial no hayan podido solucionar este tema". 
Por otra parte, indicó que "se contrató a una nueva consultora y no se conoce cuál es. La pregunta que hay que hacer es ¿para qué? Ya habían contratado el año pasado a la UNR, con una auditoría técnica y otra económica- financiera. ¿Qué pasó: no le gustó el resultado y contratan a otra? Después de mucho esfuerzo pudimos conseguir de todas las actuaciones y el expediente.  Ahí estaba clarísimo. ¿Por qué se toman otros seis meses? ¿Para qué quieren dilatar? ¿Quieren encontrar otra consultora que le diga lo que quieren escuchar? ¿No quieren ejecutar las garantías y reconocer que estafaron al Estado en 1.500 millones de pesos? Es muy sospechoso todo esto".
Además, dijo que el fideicomiso "no es solo irregular, sino ilegal: tiene que haber una ley a nivel provincial para poder concesionar nuevamente un bien del Estado. Con lo cual, todo este tema es un gran mamarracho y un gran manoseo. Queriendo emparchar una macana inicial, siguieron generando macanas sucesivas. Dicen que es temporaria. No importa: siempre se necesita una ley".
"Nosotros hicimos todas las presentaciones que teníamos que hacer y los pedidos de informes. También pedimos una interpelación al ministro Garibay para que dé las explicaciones del caso. Pero, como la mayoría en Diputados la tiene el FPCyS, es una 'escribanía', como le gusta decir a ellos, con lo cual no tienen ningún tipo de eco este tipo de planteos", completó.  
También se preguntó "por qué el Tribunal de Cuentas no actúa, no objeta todo esto".
Recordemos que luego de 24 años de concesión privada, la provincia retomó este miércoles el control de la Autopista Brigadier General Estanislao López, que une las ciudades de Santa Fe y Rosario, mediante un fideicomiso público denominado “Vial Santa Fe”. Mientras tanto, además, el gobierno comenzó la primera etapa de la obra de repavimentación de la traza en un tramo de 47 kilómetros, para los que destinará una inversión superior a los 266 millones de pesos.
"La decisión del gobernador Miguel Lifschitz, de reestatizar la Autopista Rosario - Santa Fe, y de finalizar la concesión a la empresa ARSSA, apunta a refuncionalizar y modernizar el corredor", precisó el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, quien indicó que "el nuevo fideicomiso –a cargo de BMR Mandatos– se ocupará de la administración, del cobro del peaje, del pago de los salarios y de todos los servicios al usuario, además del desmalezamiento y de la prevención de accidentes y servicios de emergencias. El excedente de lo recaudado en los peajes se depositará en el fondo de obras para la ejecución de la misma”, precisó.
Por su parte, el titular de la DPV, Pablo Seghezzo, manifestó que “procuramos ofrecer un servicio de calidad y apuntamos a que la Autopista Santa Fe - Rosario sea la mejor del país”, y agregó que la decisión de que "la primera autopista del país vuelva a manos del Estado” representa “un desafío enorme y un hecho histórico".
Con una inversión de $ 266.754.859 y un plazo de ejecución de nueve meses, el gobierno provincial ya inició las tareas de repavimentación de un tramo de 47 kilómetros de la Autopista Santa Fe - Rosario, con el fin de garantizar transitabilidad y optimizar la seguridad vial.

Te puede interesar