Francés para inmigrantes

Internacionales 30/07/2017 Por
Leer mas ...

"Esta mañana me levanté, me dolían los dientes". Con sus cuadernos apoyados en las rodillas, sentados en las escaleras de la plaza Stalingrad de París, varias decenas de migrantes repiten a coro las frases de su profesor de francés. Hace buen tiempo, pero están a "-5 grados", como el invierno pasado, o con una ola de calor, el grupo, de unas cien personas, se reúne invariablemente todas las noches para una hora de curso de francés al aire libre, en las laderas de hierba que cercan la plaza, en el norte de la capital.
"Me duele la espalda", dice Pierre Piacentini delante de la pizarra, alzando la voz y ayudándose de gestos, tratando de que le entiendan sus alumnos del "nivel 2", apretujados en los escalones o de pie, en lo más alto, por falta de espacio. El ruido de una fuente, la música de un bar cercano y la circulación complican a veces su tarea. "Me duele la espalda", repite al unísono una cincuentena de hombres de entre 18 y 30 años, la mayoría de Darfur o de Afganistán, mientras toman notas.
La escena llama la atención de los viandantes y muchos de ellos se paran a mirar. Los cursos, organizados por la asociación BAAM (Oficina de acogida y acompañamiento de migrantes, por sus siglas en francés), comenzaron hace más de año y medio en una decena de lugares de la región de París, incluyendo esta plaza, cerca de la cual se desmanteló un gigantesco campamento en noviembre. Puesto que la Oficina Francesa de Inmigración y de Integración (OFII) solo ofrece cursos de francés a los inmigrantes que cuentan con el estatus de refugiado, la asociación quiere "paliar un déficit del Estado" con cursos para todos los migrantes, sea cual sea su estatus.





Te puede interesar