AIRE LIBRE

Suplemento Aire Libre 12 de junio de 2017 Por
Leer mas ...
CAZA MENOR

El sábado próximo comienza la temporada de la perdiz  

Aunque la temporada de caza de la Perdiz Chica Común comienza el 16 de junio próximo, el mismo decreto establece que solo se puede cazar los días sábados, domingos y feriados por lo que recién el 17/6 se pueden hacer los primeros tiros a las perdices. Este año debido a que muchos campos estuvieron inundados por las grandes lluvias de los últimos meses del año pasado solo se permitirá la caza de la Perdiz hasta el 24 de julio, es decir, ocho fines de semana. El departamento Castellanos está habilitado junto con el San Cristóbal y la cuota es de 5 perdices por día y por cazador. El cazador debe llevar el permiso escrito del dueño del campo, la licencia de caza, la planilla PIC, la documentación del arma (Tarjeta CLU y tarjeta de tenencia) y el DNI. Nos aseguran algunos productores agropecuarios que pese a las lluvias se ven muchas perdices. Las liebres en el Departamento brillan por su ausencia, es casi más fácil ganar la lotería que cazar una orejuda. Claro, hay que olvidarse de esas cacerías donde en una vuelta ya cazábamos el cupo y algunas más. Ahora hay que caminar bastante para levantar una, luego seguir caminado para levantar otra, cambiarse de potrero para levantar tres más y así todo el día. Hoy la caza exige: buen perro, buenas piernas y buena puntería. Como ya hemos dicho muchas veces son épocas donde se debe disfrutar más del ambiente, el asado del mediodía, la charla con amigos que de la caza propiamente dicha. Solo resta desearle a los cazadores “Buena caza” y que Diana, Artemisa y San Huberto los protejan.

Decálogo del buen cazador deportivo

Teniendo en cuenta que ya se habilitó la temporada de caza menor, como todos los años, recordamos algunos principios que, quien se llama a si mismo cazador, debe tener en cuenta:
1º) Antes de iniciar la cacería revise minuciosamente las armas y limpie el interior de los cañones. 
2º) Trate a todas las armas como si estuvieran cargadas. No olvide el refrán criollo “A las armas las carga el diablo…”. 
3º) Bajo techo, en el vehículo, cuando cruce un alambrado o atraviese una zanja, descargue el arma y llévela abierta. 
4º) La propiedad privada es inviolable. No cace en terrenos privados sin la correspondiente autorización del dueño. Procure conquistar su amistad. 
5º) No cargue sus cartuchos con pólvoras, tacos o cualquier otro elemento casero o de dudosa procedencia. Son PELIGROSOS, pueden hacer estallar los cañones y provocar heridas graves. 
6º) Tire certeramente para cobrar la presa. Pieza mal herida es pieza perdida. No se dé por vencido, busque la pieza hasta encontrarla. 
7º) No haga cosechas. Cace solo el número de piezas que la ley autoriza. No sea egoísta, piense que sus hijos y nietos también desearán cazar. 
8º) Su perro es su colaborador adiestrado, desinteresado. No le exija cosas que no le supo enseñar. Es su amigo, por eso trátelo como tal. 
 9º) No tome bebidas alcohólicas antes o durante la cacería. Sea responsable. 
10º) Comparta los gastos de la cacería, sea cortés y caballero. Compórtese como alguien con quien sea un gusto salir a cazar. 

Cómo estimar la edad de un surubí

SURUBI PINTADO. Llamado "El toro del Paraná" llega a superar los 80 kgs.

Hace poco escribíamos sobre cómo se puede calcular la edad aproximada de un Dorado en base a su tamaño. Hoy nos vamos a ocupar del Surubí. En la cuenca del río Paraná existen dos clases de Surubí: el pintado y el atigrado. El Surubí Pintado (Pseudoplatystoma corruscans) y el Surubí Atigrado (Pseudoplatystoma Fasciatum) son “Silúridos” es decir, peces de cuero, no poseen escamas. De los dos el Pintado es mucho más grande llegando a duplicar en tamaño al atigrado cuando llega a su adultez. El surubí pintado es un predador voraz; su tamaño le permite capturar a la mayoría de especies con las que convive. Suele cazar en horario crepuscular para lo que se aparta de los cauces principales del río en los que habita normalmente en busca de zonas de menor corriente. El Biólogo del Conicet, el santafesino Nolberto Oldani realizó un estudio sobre la relación entre edad y tamaño del Surubí Pintado estableciendo que: un ejemplar de 40 a 45 cm y de 1 a 1.500 Kgs tiene aproximadamente 1 año; de 75 a 80 cm y de 4 kgs. Aproximadamente, 5 años; de 92 a 95 cm y de 7 a 8 kgs. 8 años; de 102 a 107 cm y de 10 a 12 kgs, 10 años; de 1.25 a 1.30 mts y de 20 a 25 Kg, 15 años y un Surubí Pintado que tiene entre 1.40 a 1.45 mts y de mas de 40 kgs de peso tiene aproximadamente 20 años. Por supuesto estos tamaños y tallas varían según el período de crecientes, ámbito de crianza, factores acuáticos, etc. El macho puede llegar a medir 175 cm aproximadamente con un peso de hasta 80 Kg, la hembra por otro lado, puede alcanzar los 155 cm con un peso aproximado de 50 Kg. La hembra es fértil a partir del tercer año de vida y el macho desde el segundo año de vida. Una hembra es capaz de poner cerca de 200 mil huevos por cada kilogramo de peso. Por ello el biólogo Oldani concluye sobre la importancia de devolver los grandes ejemplares con vida al agua ya que son los grandes reproductores que aseguran la subsistencia de la especie. También afirma que la longitud óptima para pescar es cuando mide 105 cm. Para permitirle al menos cuatro ciclos de reproducción y no uno.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar