AIRE LIBRE

Suplemento Aire Libre 22 de mayo de 2017 Por
Leer mas ...
Diez claves para elegir una mira telescópica

1) La mira debe ser de un valor igual o superior del arma que compró.
2) El fusil puede ser de mediana calidad, la mira debe ser de muy buena a excelente.
3) No se puede cazar o impactar lo que no se ve claramente.
4) Cuantos más aumentos tenga, más difícil es tenerla quieta sobre el blanco.
5) A mayor diámetro del objetivo mayor la luminosidad (esto en tiros nocturnos es importante).
6) El diámetro del objetivo dividido los aumentos no deben superar al número 7 (7 mm es el máximo de apertura de la pupila de un ojo normal).
7) En un orden de calidad y precio hay tres clases de miras: alemanas, austríacas o suizas (2500 a 4000 U$S), fabricadas en EE.UU. (1000 a 2500 U$S), Chinas (100 a 500 U$S).
8) Para tiro de precisión se utiliza retículo fino, para caza retículo grueso.
9) Una mira de 6 aumentos fijos y 42 mm de diámetro de objetivo es el todo terreno de las miras.
10) Si ahorró dinero durante un año para comprar el fusil, ahorre un año y medio para comprar la mira.


Preparándose para la temporada de caza

Pie de foto: "Los cazadores aguardan el inicio de la temporada de caza menor"

A pocas semanas del inicio de la temporada de caza menor es necesario ir preparando el (16/06) equipo para que el primer domingo de caza no nos sorprenda. Entonces, limpiar y revisar la escopeta, hacer un recuento de cartuchos, recargar o comprar si es necesario, controlar el resto del equipo son tareas ineludibles que al buen cazador reconfortan y ayudan a acortar la espera. Pero, tan importante como preparar el equipo es el poner en forma a nuestro perro. Respecto de nuestro amigo, el perro, los meses de inactividad seguramente habrán producido un incremento en el peso y un endurecimiento de sus músculos. Recordemos que en un día típico de caza un perro logra recorrer entre 6 y diez veces la distancia recorrida por el cazador. Siempre al galope y sin descanso. La actividad de caza somete al perro a un esfuerzo físico para el cual debe estar previamente entrenado. Imagínese si a Usted luego de 9 meses encerrado en un patio lo obligan a correr diez cuadras. Por ello es necesario ir sacando a nuestro perro dos o tres veces por semana a una caminata no menor de dos kilómetros y, una vez por semana a una recorrida en el campo. En estas se debe dejar al perro suelto permitiendo que el mismo corra a su antojo pero por un lapso de tiempo que se irá escalonando, primero 15 ó 20 minutos, luego media hora, hasta llegar a una hora de tiempo. De esta forma iremos aflojando la musculatura del perro logrando agilidad y resistencia. Por supuesto esto debe ir acompañado por una dieta balanceada que le permita recuperar energías, conservar la masa muscular sin engordar. Para ello se debe consultar al veterinario de confianza que sabrá aconsejar cuál es el mejor alimento.

Caza: para tener en cuenta

El “Noticioso ORBEA” fue una publicación de la fábrica de cartuchos y balas ORBEA y que se distribuía gratuitamente hace más de 30 años. En la misma se informaba todo lo que tenía que ver con el mundo del tiro deportivo y la caza. Abundaban, no solo resultados de torneos de tiro con carabina y escopeta sino también, relatos de caza y muchos consejos sobre el manejo seguro de las armas y la caza deportiva. De un viejo Noticioso Orbea copiamos el siguiente párrafo: “Cuando se caza con un compañero, nunca debe dispararse al animal que le salga a él antes de que haya tenido tiempo de disparar sus dos tiros. No sólo es una descortesía: también puede ser peligroso, ya que un perdigón - resbalando sobre las plumas más fuertes o rebotando en un hueso- puede salir en dirección imprevista y herir al compañero. Al esperar que haya disparado no sólo se procederá cortésmente sino que facilitará el propio tiro, porque se dispondrá de comodidad y tiempo para disparar con libertad, sin peligro para terceros. Hay que poner mucho cuidado cuando se caza en un monte puesto que la mayoría de los aficionados, acostumbrados a la caza en campo abierto, olvida que el peligro es mayor en el monte. Siempre hay que saber donde está el compañero para no tirar en la dirección donde se encuentra, lo que sucede muy fácilmente en un momento de entusiasmo al descubrir una pieza. Por igual, téngase presente que el proyectil que usamos, bala o perdigones, puede rebotar en una rama y salir en dirección inesperada, provocando desgracias irreparables”. Esto último lo agregamos nosotros: respete cupos y épocas de veda para que todos, incluso las futuras generaciones, puedan seguir cazando.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar