Primeros avances en el conflicto portuario

Locales 04 de febrero de 2011 Por
Empresarios y gremios de los puertos rosarinos lograron ayer los primeros avances en las negociaciones tras el conflicto que mantuvo paralizada la actividad durante una semana, al firmar ambas partes el compromiso de tratar las cuestiones salariales y la seguridad en el trabajo, con el objetivo de llegar a un acuerdo definitivo.
Ayer se realizó la primera reunión, presidida por el titular de la cartera laboral, Carlos Tomada, dentro del marco de la conciliación obligatoria dictada el martes por el plazo de 10 días hábiles.
De esta manera, se abrieron los canales de comunicación y quedaron convocadas las partes para una segunda reunión el lunes próximo, a las 14:30.
Tomada estuvo acompañado por el subsecretario de Relaciones Laborales, Alvaro Ruiz.
La parte empresaria fue representada por el apoderado de Cargill SACI, Ricargo Duaygues; el director de Recursos Humanos de Bunge Argentina, Walter Savarecio; por Molinos Río de la Plata S.A, Víctor Giorgi y la gerente de Recursos Humanos de Noble Argentina S.A., Graciela Campoamor.
En la reunión, que se inició a las 10:00, también estuvo María Durán, gerente de Recursos Humanos de LDC Argentina S.A.; el gerente de la Cámara de Puertos Privados Comerciales, Alberto Ramírez y el titular de Asuntos Legales y Laborales de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina, Martín Brindici y el asesor legal Ignacio Funes de Rioja.
Además, asistieron representantes de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT) y de la Confederación General del Trabajo Regional San Lorenzo.
Tomada instó a las partes a "encontrar soluciones de fondo" y "canales de negociación adecuados a tal fin", según expresa el acta firmada por los presentes.
Los sindicalistas expusieron los conflictos existentes en el complejo  agroexportador San Lorenzo, Puerto General San Martín y Timbúes, del gran Rosario norte, por donde salen granos y productos y subproductos que se exportan a diversos países.
Los empresarios señalaron su disposición a "negociar colectivamente" para el normal desenvolvimiento de las relaciones laborales en las empresas del complejo portuario agroexportador.
De acuerdo con la propuesta del ministro Tomada, se abrió un cuarto intermedio hasta el próximo lunes para que cada sector pueda analizar las alternativas de salida del conflicto.
Tomada les sugirió que concurran a una nueva audiencia con mandato suficiente para entablar "la negociación que habilite la solución del conflicto".
Los gremios reclaman un piso salarial para todos los trabajadores de cinco mil pesos.
El conflicto trascendió los límites del país e impactó en las cotizaciones en el mercado de granos de Chicago y también afectó la salida de aceite de soja lo que podría llevar a China a reducir las compras del producto argentino.

Te puede interesar