Estadísticas trágicas

Editorial 02 de enero de 2014 Por
Durante 2013 en Rafaela hubo 13 muertos por accidentes de tránsito y 42 en el Departamento. En todo el país fueron 7.896 y en la provincia de Santa fe 698.
La semana anterior LA OPINION dio cuenta en sus páginas de una de las peores y lamentables estadísticas anuales: la de los muertos en accidentes de tránsito en Rafaela y el departamento Castellanos. Un trabajo que se viene haciendo mes a mes y luego en forma anualizada desde hace 15 años, con una doble finalidad. Por un lado proporcionar la información, pero esencialmente para provocar en los lectores, y por directa consecuencia en los conductores, las consecuencias trágicas que suponen conducir cometiendo transgresiones a las normas de tránsito, muchas veces -demasiadas- a velocidades altísimas, y otras en condiciones físicas anormales, sean en estado somnoliento o a veces con exceso de ingesta alcohólica.
Durante 2013 hubo 42 muertos por accidentes de tránsito en la jurisdicción del departamento Castellanos, de los cuales 13 correspondieron a la cabecera del mismo, es decir nuestra ciudad, sea en las calles o los accesos. La cifra se redujo con relación a los dos años anteriores, pues en 2012 las víctimas fatales habían sido 45, mientras que en 2011 la suma fatal había ascendido a 51, lo cual de todos modos no es un dato para exagerar el optimismo ya que siempre, en los 15 años que se llevan estas estadísticas con elaboración y registro propios del Diario, la cantidad de muertos estuvo siempre oscilando entre los 40 y 50, otro tanto con la cantidad de accidentes y lesionados, las que también observan resultados similares a través del período.
De acuerdo lo establecen las estadísticas de organizaciones no gubernamentales, en el 96% de los casos la causa de los accidentes obedece a fallas humanas, es decir, por el incumplimiento de las normas de tránsito, las transgresiones y los excesos en muchas circunstancias. Es verdad que el escenario, es decir el conjunto de carreteras, caminos y calles que lo integran, no es el mejor y muchas veces se encuentra en avanzado estado de deterioro y por lo tanto proclive para la provocación de accidentes, pero también debe decirse que aquí no existe lo inesperado, aún cuando haya algunas excepciones como pozos y baches que pueden interferir en el control del vehículo, motivo por el cual los conductores saben por dónde están transitando y deben hacerlo acorde a los dictados del sentido común. 
Conducir a velocidades razonables y acordes al lugar por el cual se transita es un factor fundamental para prevenir accidentes, y por sobre todas las cosas, no tener consecuencias más graves en caso de lo inevitable. Pero también, debido a las condiciones que ofrece el tránsito nuestro de cada día, en casi todos los escenarios, lo que se impone es conducir a la defensiva, es decir, estimar siempre la peor posibilidad de lo que puede suceder, siendo la mejor forma de prevenir un siniestro.
Volvamos a las estadísticas. Ya explicamos la participación de Rafaela y el departamento Castellanos durante 2013 en este trágico listado de muertes evitables, siendo justamente los accidentes de tránsito la primera causa mundial de muerte en la franja etaria que va desde los 15 a los 29 años, según la escala proporcionada por la Organización Mundial de la Salud. Es que, cada año, en el mundo hay 1,4 millón de personas que pierden la vida por siniestros atribuidos al tránsito.
En lo que hace al país, durante el transcurso del año pasado las víctimas fatales totales según datos de la organización "Luchemos por la vida" ascendieron a 7.896, de los cuales 698 se produjeron en la provincia de Santa Fe y dentro de esta 42 en el departamento Castellanos, con la discriminación ya expuesta de haber sido 13 de ellos en Rafaela.
Aun cuando se dice que estamos mejorando en las estadísticas latinoamericanas en cuanto a la cantidad de víctimas fatales, ello es más consecuencia del alza que se registra en los otros países que la baja propia, ya que desde hace más de un lustro, siempre con el sustento del informe de "Luchemos" la cantidad anual de muertos está siempre por sobre los 7.000. Al parecido a lo que sucede en Rafaela y el Departamento, con cantidades estabilizadas esta última década y media. Aun cuando, frente a la mayor cantidad de vehículos, cuyos parques crecen desmesuradamente  tanto en automotores como motocicletas, el que no se incremente el listado trágico resulta positivo, si bien de todos modos la espiración debe estar centralizada en provocar una baja.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar