Cayeron 30% exportaciones de las Pymes industriales

Suplemento Economía 24 de abril de 2016 Por Redacción
UN INFORME EVALUA LA EVOLUCION DEL SECTOR EN LOS ULTIMOS AÑOS

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

"El desempeño exportador PyME durante 2015 consolidó la tendencia desfavorable observada durante los últimos 5 años: caída de los volúmenes exportados y una merma en la proporción de empresas exportadoras", afirma entre sus conclusiones el último Informe Especial titulado "Inserción Internacional y competencia local en el segmento de las PyME manufactureras". "Esta caída se dio en un contexto de sostenida apreciación cambiaria, que comenzó en el año 2007 y se profundizó a partir de 2009. Así, las pequeñas y medianas empresas continuaron perdiendo mercados internacionales, lo que refuerza el deterioro de su dinámica productiva ya evidenciada sensiblemente a partir de la caída de las ventas en los últimos años", sostiene el estudio elaborado por la Fundación Observatorio PyME. 
El trabajo aborda la cuestión de la competitividad en materia de comercio exterior de las PyME de la industria manufacturera local, que "es el encargado de producir la mitad de la riqueza industrial de nuestro país". Entre las principales conclusiones de la investigación se destaca que: 

* La debacle exportadora de las PyME industriales argentinas tiene inicio entre fines de 2009 y 2010: entre ese momento y 2015 los volúmenes de exportación de estas empresas cayeron 30%, mientras que los volúmenes exportados de Argentina se mantienen prácticamente constantes y los volúmenes exportados por las grandes empresas industriales caen sólo ligeramente.

* El mecanismo de ajuste exportador en el mundo de las PyME industriales funciona mediante la disminución de la cantidad de firmas exportadoras: la proporción de estas firmas disminuyó entre 2009 y 2015 un 40%. En menor medida el mecanismo de ajuste exportador funciona a través de la disminución de la proporción de las ventas colocadas en el exterior, que durante el referido período cayó del 22% al 14%. 

* La dinámica exportadora negativa afectó a todos los sectores de la industria manufacturera PyME, pero existen grandes diferencias sectoriales que es importante señalar y que se explican por el grado de modernidad del sector: maquinaria y equipo, químicos, materiales y aparatos eléctricos y autopartes, aún hoy --luego de la debacle--
muestran una alta proporción de empresas que mantienen la condición de exportadoras (siempre más del 22% del total). Mientras que en los sectores de alimentos y bebidas, textiles, confecciones, cuero y calzado, muebles y productos de madera, dicha proporción es inferior al 15%.

* Por razones que habría que investigar, para las PyME industriales el sistema de administración de las importaciones ha perdido relevancia con el correr de los años: actualmente el 44% de las firmas considera que no tiene relevancia, mientras que en 2012 sólo el 24% de estas empresas afirmaba lo mismo. 

* ¿El sistema de administración de las importaciones dio resultado? El 9% de las empresas pudo sustituir totalmente por producción nacional sus importaciones de insumos, mientras que otro 8% no pudo sustituirlos y debió abandonar la producción del bien que los requería. El 48% no pudo sustituir los insumos importados por producción nacional y en consecuencia produjo los bienes de acuerdo a las autorizaciones obtenidas. Por último, el 31% pudo hacer sustituciones sólo parciales (y un 4% dejó de utilizar el insumo en la fabricación de su producto). Aproximadamente la mitad de todas las firmas que pudieron sustituir, parcial o totalmente, resignaron precio y calidad simultáneamente.

* Se invirtió la intensidad de la amenaza importadora entre Brasil y China. Se desplomó la amenaza de las exportaciones brasileñas al mercado argentino: actualmente sólo el 6% de las PyME la sufren, contra el 18% en 2005. Inversamente, en la actualidad el 18% de las PyME industriales sufren la amenaza china, contra el 13% en 2005. 

SECTORES
De acuerdo al estudio de la Fundación PyME, las heterogeneidades sectoriales se evidencian en las diferentes propensiones a exportar: el sector de maquinaria, de electrónica y el autopartista, junto con la industria química, mantienen una mayor densidad de vínculos comerciales con el resto del mundo. En efecto, el porcentaje de empresas exportadoras de estos tres sectores es sensiblemente superior al promedio.
En el otro extremos se ubican los sectores de muebles y productos de madera donde sólo exportan dos de cada 100 PyME. Una nota aparte merece el sector de los Alimentos y bebidas: a pesar de una supuesta ventaja competitiva internacional de este sector, sólo 11 de cada 100 PyME son exportadoras. Las empresas de esta rama industrial muestran así una muy baja propensión exportadora, muy inferior a la propensión observada en las industrias de las maquinarias y equipo, productos químicos y aparatos eléctricos. 

AMENAZA
IMPORTADORA
Casi 3 de cada 10 PyME manufactureras consideran que las importaciones amenazan severamente sus ventas en el mercado interno, según la investigación. En particular, las empresas que presentan una mayor propensión a estar amenazadas son las que se ubican en la región más dinámica y cercana a vías de comunicación de la economía argentina con el resto del mundo. En el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el 33% de estas empresas manifestó tener una amenaza importadora latente, seguida por Centro (Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos) con el 24% de las Pymes allí localizadas.
"Aparatos eléctricos, electrónicos e instrumentos de precisión y autopartes son los dos sectores que presentan la mayor frecuencia de firmas amenazadas y que perdieron mercado, pese a que mantienen un desarrollo interno superior al promedio", expresa el trabajo. Las importaciones de China en primer lugar y de Brasil después son las principales amenazas para la industria manufacturera. 
Por último, el documento consideró como un "paso fundamental la reversión de la apreciación cambiaria, que se intenta lograr luego de la unificación cambiaria y posterior devaluación de diciembre de 2015". De todos modos, advierte que "se observa una lucha cuerpo a cuerpo con la aceleración inflacionaria, por lo que 2016 será un año desafiante también en materia de Comercio Exterior".

Te puede interesar