No pudieron robar en la Rural

02 de abril de 2024 Por Rubén Armando
Caja fuerte cortes
IMAGEN ARCHIVO

Dando continuidad a recuerdos de sucesos delictivos ocurridos en la ciudad, y que oportunamente concitaron la atención de la comunidad en general, en esta oportunidad se trae a la memoria, lo ocurrido el viernes 24 de abril de 2009.

El archivo que cuenta el autor de la nota, permite rescatar que por entonces, personal de la Seccional 13ª se constituyó en el predio que ocupa la Sociedad Rural de esta ciudad, y el encargado de la limpieza del lugar, dio cuenta de que momento antes se había dado cuenta de que -tras haber sido forzadas algunas chapas del techo del edificio donde funciona la Gerencia-, se había ingresado con fines ilícitos.

Comentó también, sobre el intento de forzar la caja fuerte, sin lograrse el cometido.

Acto seguido, agregó que desde otra oficina había sido sustraída una suma ínfima de dinero que se encontraba en un armario. 

Así las cosas, se comprobó que en el lugar se visualizaba un importante desorden, y que quedaron herramientas utilizadas para perpetrar el ilícito, tratándose de una amoladora y herramientas de mano, elementos que fueron secuestrados.

TIEMPO DE ACCION

Lo precedente, ocurrió entre la medianoche del jueves y la hora 7:30 de la jornada antes mencionada. 

Tras concretarse un agujero (de aproximadamente 50 por 50 centímetros de diámetro) en el techo, y también una abertura en el cielorraso, mediante una soga se descendió los 4 metros contabilizados hasta el piso de la dependencia.

En dicho escenario, a una caja fuerte mediante uso de una amoladora le realizaron varios cortes, no concretándose la premeditada violación, y una amoladora y un gato hidráulico quedaron en el lugar junto a otras herramientas de mano. 

NO HABIA DINERO

Por entonces se supo que la caja fuerte solamente resguardaba documentación, y que la alarma entraba en vigencia si se violentaban aberturas.

En definitiva, solamente se contabilizó un gran desorden, y el robo de una suma de dinero que no se consideró "de importancia", siendo producto de algunas cobranzas de poca monta.

LOS CONFUNDIO UNA SIRENA

Con el tiempo, policialmente se tomó conocimiento -al menos eso dedujo un efectivo que por entonces revistaba en Investigaciones-, que los frustrados ladrones en la madrugada escucharon una sirena proveniente de un móvil que se desplazaba por calle Brasil de Este a Oeste, y presumieron que se trataba de un patrullero.

Y creyéndose descubiertos, abandonaron presurosamente el lugar.

Lo cierto, y comprobado en la investigación, fue que se trató de la sirena de una ambulancia que trasladaba un accidentado hasta el Hospital local, luego de un choque en un sector del barrio Villa Rosas.

Rubén Armando

Sección Policiales

Boletín de noticias