Dengue: Rafaela superó los mil casos

Locales 30 de marzo de 2024 Por Redacción
A nivel provincial son más de 25 mil los casos confirmados. En nuestra ciudad, se registraron 442 nuevos casos en la última semana para un total de 1.022 en lo que va del año, mientras que en el departamento Castellanos son 1.648 los infectados. Desde la salud pública se insiste en las medidas para evitar la proliferación del mosquito y asistir a la consulta ante la aparición de síntomas compatibles con la enfermedad.
9-dengue
FOTO PRENSA GOBERNACIÓN INFORME. La secretaria de Salud de la provincia, Andrea Uboldi, brindó precisiones.

El Ministerio de Salud del Gobierno de la Provincia actualizó este viernes, como cada semana, los datos de circulación viral de dengue en la provincia de Santa Fe, donde los casos confirmados son 25.709 hasta el momento. 
En contexto de brote, recordó la secretaria de Salud de la provincia, Andrea Uboldi, “cuando precisamos una cantidad de casos son aquellos confirmados con un laboratorio específico”. Aquellos que no lo requieren, “se confirman por nexo epidemiológico; esto es, por las manifestaciones clínicas que tiene la persona que consulta, por residir en un lugar donde hay casos; y en general acompañados de un análisis de laboratorio en los que se observa un descenso de los glóbulos blancos y las plaquetas”.
Con confirmaciones de casos en los 19 departamentos de la provincia “el peso mayor se sigue encontrando en el departamento Rosario; sin embargo, descendió su representatividad al 55%, y comenzó a crecer en departamentos como La Capital, Castellanos, San Cristóbal, Las Colonias y San Lorenzo, entre los más afectados”.
Con respecto a la situación epidemiológica actual en Rafaela, las autoridades sanitarias provinciales informaron que se detectaron 442 nuevos infectados durante los últimos 7 días (son los que fueron confirmados por laboratorio, aunque los especialistas advierten que esa cifra es mucho mayor) para un total de 1.022 casos en lo que va del 2024. En tanto, en el departamento Castellanos son 1.648 los casos hasta el momento, destacándose, además, los 260 casos que hay en Sunchales, 151 en Frontera y 34 en Josefina, entre las localidades más afectadas. 
En cuanto a los serotipos circulantes se detectaron principalmente DEN 1 y DEN 2, se notificó un caso de DEN 3 en una persona con antecedentes de viaje a provincia con circulación. Los datos se obtienen de la información que sistematizan y analizan áreas técnicas del ministerio de Salud, desde la Semana Epidemiológica 01 hasta la Semana Epidemiológica 12.

CASOS GRAVES 
Las personas fallecidas con diagnóstico confirmado de dengue son 12, desde el comienzo de este año hasta la fecha que abarca este último informe epidemiológico. Respecto de la información brindada la semana pasada, la secretaria de Salud señaló que se sumaron 4 casos más, con serotipo DEN2: 2 del departamento La Capital, una mujer de 61 y un hombre de 79 años; y 2 del departamento Rosario, dos hombres de 39 y 42 años, con múltiples comorbilidades. En relación a los casos graves, Uboldi remarcó que “ante cada fallecimiento que se presenta como probable por dengue, estamos comprometidos con el ministerio de Salud de la Nación a hacer una evaluación profunda para analizar la edad, el serotipo, si existen comorbilidades y cuál fue el proceso de atención”. Teniendo en cuenta la relación entre la cantidad de casos notificados y la cantidad de fallecidos “la letalidad en la provincia de Santa Fe está dentro de la esperada”. Se encuentra en un valor de 0.045 respecto de la letalidad de 0.05, que es el valor de referencia.

PERFIL DE LA POBLACIÓN
AFECTADA Y CUIDADOS 
Teniendo en cuenta la edad de las personas con diagnóstico confirmado, “los adultos jóvenes, entre 20 y 40 años, son los más afectados de acuerdo a la curva en la provincia de Santa Fe y a nivel nacional”. Con respecto a la población pediátrica “el perfil de afectación de los que más síntomas presentan y consultan más frecuentemente a las guardias, es el perfil de adolescentes”, señaló la secretaria de Salud de la provincia. En niñas y niños pequeños, “lo que estamos viendo son cuadros de dos o tres días de fiebre, acompañados de vómitos y diarrea, por lo que en este grupo es importante lograr la hidratación a través de la teta, si son lactantes, y controlar que el pañal se moje; y en el caso de los más grandes, ofrecer líquidos con frecuencia, verificar el color, las características y la frecuencia con que orinan”. En adultos mayores, que suelen presentar problemas de salud previos, la consulta temprana se vuelve fundamental para evitar complicaciones. Además de estos cuidados particulares, Andrea Uboldi remarcó que “toda la población debe concurrir y consultar ante la aparición de los primeros síntomas, para identificar si se trata realmente de un caso de dengue y que podamos establecer quiénes necesitan un laboratorio, pruebas confirmatorias, si pueden hacer el tratamiento en su casa o tienen que internarse, dar las recomendaciones y pautas de alarma”. Además, “porque no todos los cuadros febriles van a ser dengue”. En esta momento también se presentan cuadros de “neumonía, infecciones de piel y partes blandas, infecciones generalizadas y es muy importante hacer el diagnóstico diferencial porque estas patologías requieren otro tipo de tratamiento”.

SOBREVIVE BAJO EL AGUA 
Un trabajo de especialistas del CONICET y colegas derrumbó un paradigma clásico de la biología que establece que las larvas de Aedes aegypti, mosquito vector de los virus del dengue, del Zika y del chikunguña, solo respiran oxígeno atmosférico. Ahora, a partir de una investigación descrita en la revista Insects, descubrieron que también son capaces de obtener oxígeno del agua. El estudio aporta información útil para mejorar el diseño de estrategias destinadas a interferir con la proliferación de ese insecto. El estudio, proporciona información crucial que podría mejorar las estrategias de control de este insecto, que también transmite los virus del Zika y del chikunguña. Además, los investigadores utilizaron dispositivos especiales para medir el consumo de oxígeno de las larvas en diferentes condiciones. Descubrieron que las larvas completamente sumergidas pueden realizar intercambio gaseoso con el medio acuático, lo que garantiza su supervivencia. También observaron que la capacidad de supervivencia de las larvas bajo el agua varía según la temperatura del agua, con larvas sumergidas a 15°C viviendo más de 50 días. Este nuevo conocimiento tiene implicaciones importantes para el control de los mosquitos transmisores de enfermedades. Estrategias que buscan evitar el contacto de las larvas con la superficie del agua pueden no ser tan efectivas como se pensaba, ya que las larvas pueden obtener oxígeno del agua. Esto sugiere la necesidad de desarrollar nuevas estrategias de control que tengan en cuenta esta capacidad de supervivencia bajo el agua. El estudio también analizó la respiración atmosférica y acuática de las larvas del mosquito Aedes albopictus, conocido como mosquito tigre, que también transmite enfermedades como el dengue y el chikunguña. Estos hallazgos podrían tener implicaciones en la comprensión y el control de otras enfermedades transmitidas por mosquitos.

¿OTRO RECORD EN AMÉRICA?
Mientras tanto, los países de América, en especial Brasil, Argentina y Paraguay en el cono sur, podrían enfrentarse a su peor temporada de brotes de dengue en la historia al haber superado con creces el número de contagios del 2023 para este periodo del año, dijo el jueves la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En lo que va de 2024, el organismo regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) detectó más de 3,5 millones de casos de dengue en América y más de 1.000 muertes, una cifra que triplica las del primer trimestre del año pasado. "Probablemente esta será la peor temporada de dengue que tendremos en la región", dijo Jarbas Barbosa, director de la OPS, en una rueda de prensa. El año pasado, América registró más de 4,5 millones de casos de la enfermedad transmitida por mosquitos, estableciendo un récord para una condición endémica en gran parte de América Latina. Según los datos del organismo, Brasil sigue liderando el número de contagios en América con casi 3 millones de casos y más de 750 muertes, mientras que Argentina, Paraguay, Uruguay y Perú han experimentado graves brotes de la enfermedad que pusieron a sus autoridades en alerta. Además, Brasil se convirtió en febrero en el primer país del mundo en incorporar a su sistema de salud pública un programa de vacunación nacional contra el dengue. 

Te puede interesar