La Corte ordenó que Alvarado siga monitoreado las 24 horas

Policiales 21 de marzo de 2024 Por Redacción
24- La Corte- NOTA 425026
FOTO LA CAPITAL ESTEBAN LINDOR ALVARADO. Está condenado a prisión perpetua y es un capo narco de altísima peligrosidad.

Esteban Lindor Alvarado, condenado a 15 años de cárcel por la Justicia Federal y a prisión perpetua por la provincial, continuará ligado a severas medidas de vigilancia orientadas a desactivar su intento de fuga en helicóptero del penal de Ezeiza en marzo del año pasado.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó un recurso de apelación interpuesto por su defensa y dejó firme las medidas de detención impuestas por el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario.
Es decir que Alvarado debe estar alojado sólo en una celda, no mantener contacto con otros internos, ser objeto de requisas sorpresivas, su celda o pabellón debe contar con inhibidor de señal, debe estar monitoreado y controlado con cámaras de videovigilancia las 24 horas y las personas que lo visitan lo deben hacer con previa autorización judicial.
El viernes 10 de marzo de 2023 Alvarado intentó escapar de la cárcel federal de Ezeiza mediante un plan en el que había trabajado al menos seis meses y que incluía la compra de un helicóptero -un Robinson 44- que había comprado en España. La aeronave fue secuestrada por la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal (PFA) con la colaboración de las Direcciones de Seguridad y de Inteligencia Penitenciaria del Servicio Penitenciario Federal (PPF), y la Procunar. La idea era una fuga de película. Un helicóptero con matrícula española partiría desde un aeródromo rural cercano a la localidad entrerriana de Gualeguaychú.
Poco tiempo más tarde arribaría a la unidad penitenciaria de Ezeiza. El piloto contratado para tal fin debía rescatar a Alvarado y a otro interno, se estimó que podría tratarse de Alan Funes, del patio del penal con una soga para luego llevarlo a la localidad bonaerense de General Rodríguez, donde otros miembros de la estructura criminal los esperarían para trasladarlos en vehículos terrestres a otro sitio para mantenerlos ocultos.
A Alvarado lo procesó por los delitos de contrabando de importación agravado por la cantidad de intervinientes, el medio de transporte aéreo y el lugar de aterrizaje empleados y por el valor del bien ingresado; favorecimiento de evasión en grado de tentativa; y falsificación y supresión de la numeración de un objeto registrado de acuerdo a la ley.

Te puede interesar