En enero, la producción industrial santafesina sufrió un retroceso de un 11,4% interanual

Locales 17 de marzo de 2024 Por Redacción
El rubro de molienda de oleaginosas lideró la contribución al producto industrial, con un incremento interanual del 19,3%.
5-produccion
FOTO ARCHIVO AJUSTES. En el inicio del año la producción fabril fue impactada por una notoria menor demanda interna en numerosos sectores.

De acuerdo con el más reciente Informe Industrial del Instituto de Investigaciones Económicas de la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE), “el nivel de actividad de la industria manufacturera en Santa Fe presentó en enero de 2024 una nueva caída de 11,4% interanual. En el inicio del año la producción fabril fue impactada por una notoria menor demanda interna en numerosos sectores (alimentos, aparatos de uso doméstico, bienes de capital), por la disminución de la construcción que afectó a minerales no metálicos, siderurgia y fundición, entre otras, y por la continuidad de los inconvenientes en el acceso a insumos importados por las dificultades en el pago a proveedores del exterior (automotriz, maquinaria agrícola). Esto derivó en un ajuste de la producción, el adelantamiento de vacaciones y en paradas de plantas”.
Las ramas de actividad con una contribución positiva al producto industrial santafesino fueron molienda de oleaginosas (+19,3%), productos metálicos para uso estructural (+6,8%), autopartes (+2,0%) y carne vacuna (+1,5%). En contrapartida, arrojaron un saldo negativo molienda de cereales (-1,4%), maquinaria de uso especial (-1,9%), edición e impresión (-5,2%), papel y productos de papel (-6,8%), maquinaria de uso general (-9,6%), manufacturas de plástico (-11,6%), productos lácteos (-13,1%), prendas de vestir (-14,6%), industria siderúrgica (-14,7%), fiambres y embutidos (-14,9%), productos de metal y servicios de trabajo en metales (-23,9%), muebles y colchones (-24,8%), carrocería y remolques (-37,2%) y maquinaria agropecuaria (-55,1%).
En cuanto al consumo energético, “la demanda de energía eléctrica por parte de un grupo importante de grandes usuarios industriales con actividad en Santa Fe registró en enero de 2024 una disminución de 5,5% en relación al mismo mes del año anterior. El complejo oleaginoso revirtió su situación al crecer un 13,8%, mientras que la industria siderúrgica bajó el consumo de energía un 10,7% en la medición interanual”.
Respecto del comercio internacional, “en la medición acumulada en doce meses de 2023 las colocaciones externas de manufacturas de origen agropecuario (MOA) y manufacturas de origen industrial (MOI) con origen Santa Fe alcanzaron a 8.831 y a 1.450 millones de dólares respectivamente, ubicándose ambos valores en el segundo lugar más bajo de los últimos ocho años. Tras dos años de buenos resultados en materia de exportaciones industriales, en el año 2023 enfrentaron un fuerte retroceso de 34,2% y 49,0% en valor respectivamente. Con una disminución de prácticamente 6.000 millones de dólares, en el año 2023 Santa Fe fue la provincia argentina que registró la mayor disminución de exportaciones de manufacturas. Así, las menores colocaciones externas desalentaron la actividad industrial de manera acentuada y generalizada”.
No obstante, “la mayor parte de las actividades fabriles mostraron al menos hasta el último mes de 2023 mejores resultados en materia de empleo. Sin embargo, en los últimos meses creció la porción de ramas industriales que enfrentan retrocesos en sus niveles de ocupación. En diciembre de 2023, la elaboración de productos de madera (-4,2%), productos minerales no metálicos (-3,6%), equipos automotores (-2,1%), caucho y plástico (-2,0%), aparatos de uso doméstico (-1,6%), equipos de transporte (-1,0%) e industrias metálicas básicas (-0,9%) registraron menor nivel de empleo en la medición interanual”.
En este contexto, “de acuerdo a un reciente informe de INDEC, las expectativas industriales presentan mayormente resultados negativos. Cerca de la mitad de las empresas relevadas considera que la demanda interna y la capacidad instalada disminuirá en el período marzo-mayo de 2024. Además, la proporción de industrias que vaticina una disminución en su dotación de personal y de sus horas trabajadas cuadriplica al grupo con expectativas positivas”. (Fuente: FISFE).



Te puede interesar