Las oportunas lluvias beneficiaron el tramo final de los cultivos

SUPLEMENTO RURAL 29 de febrero de 2024 Por Redacción
En las etapas fenológicas de floración y llenado de granos, el centro norte santafesino recibió importantes precipitaciones para encarar la recta final de la campaña con grandes expectativas. Se demora el final de la cosecha de girasol, en tanto que la trilla del maíz temprano, también en marcha, arroja rendimientos muy interesantes para la región.
12 ESTADO
ESTADO. Los maíces se encuentran muy recuperados luego de la regularidad de las lluvias.

El informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la provincia, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe, muestra una serie de imágenes de lotes con cultivos de maíz temprano (de primera), tardío (de segunda), girasol, soja temprana (de primera) y tardía (de segunda), en diferentes etapas fenológicas, principalmente floración, fructificación y madurez fisiológica, que están muy saludables en su gran mayoría.
Las lluvias, incluida la de ayer, “fueron muy oportunas, las que en diversas realidades revirtieron los síntomas de déficit hídrico y en otras, consolidaron los estados bueno, muy bueno y excelente de los cultivares”.
En la última semana, el proceso de cosecha de girasol se llevó a cabo un par de días, en el centro y sur del área de estudio, luego se interrumpió por las condiciones climáticas imperantes. Similar situación corrió el cultivo de maíz temprano (de primera), pero en la zona norte y centro.
Para el lapso comprendido hasta el 5 de marzo, los pronósticos prevén desde su comienzo, inestabilidad climática, parcial a totalmente nublado, temperaturas medias diarias levemente elevadas, altas probabilidades de precipitaciones de variadas intensidades e irregular distribución geográfica, con temperaturas diarias que fluctuarían entre mínimas de 13 a 25 ºC y máximas de 24 a 34 ºC.

LOS RINDES DEL GIRASOL
La realidad del cultivo de girasol en el SEA, presentó dos escenarios bien diferenciados, en zona: a) norte: finalizó la cosecha de una compleja campaña gruesa. Los rendimientos promedios alcanzaron valores mínimos que oscilaron desde 09 a 12 qq/ha y máximos de 16 - 17 qq/ha, hasta 20 - 24 qq/ha. b) centro y sur: a los cultivares se los encontró en etapa final de fructificación. En estado bueno a muy bueno como resultado de las condiciones climáticas que reinaron.
Los rendimientos promedios, se mantuvieron y sostuvieron la tendencia de un leve aumento, oscilaron desde mínimos de 15 a 17 qq/ha y máximos de 24 a 25 qq/ha, con lotes puntuales de hasta 28 qq/ha.

EL MAÍZ TEMPRANO
Durante dos jornadas del período analizado las condiciones climáticas fueron estables, con temperaturas diarias altas y ambiente seco, que permitieron el desarrollo o la evolución de los maizales de primera, en etapa de madurez fisiológica. La pérdida de humedad del grano fue constante y favoreció el ritmo de recolección (grano comercial), en el sector norte y centro del SEA.
En el sector norte, los rendimientos promedios mínimos obtenidos oscilaron desde 45 a 47 qq/ha, con máximos de 60 a 63 qq/ha y en lotes puntuales se alcanzaron 65 qq/ha. Grado de avance 75 %.
En el sector centro, nuestra región, los rendimientos promedios mínimos obtenidos oscilaron desde 50 a 57 qq/ha, con máximos de 80 a 90 qq/ha y en lotes puntuales se alcanzaron 100 qq/ha. Grado de avance 30 %.
Así también, en el área de influencia de las cuencas lecheras del sur, centro y norte santafesino, corrieron igual situación las tareas de picado/embolsado del cereal para autoconsumo, los rendimientos promedios mínimos alcanzaron de 13 - 14 m/bolsa/ha, los máximos de 16 - 17 m/bolsa/ha y con algunos valores de 18 m/bolsa/ha. Se mantuvieron las características de calidad y cantidad del producto obtenido los días previos.

LA SOJA TEMPRANA
Las nuevas precipitaciones en momentos oportunos, favorecieron a los cultivares de soja temprana (de primera), que se encontraban en etapa de llenado de grano e inicio de maduración, situación que generó expectativas muy favorables por los futuros resultados, que serían, totalmente diferentes a los de la campaña anterior.
Los de soja tardía (de segunda), también se beneficiaron con las lluvias que revirtieron la realidad existente y continuaron con el desarrollo vegetativo e inicio del período de floración, bajo condiciones más favorables.

Boletín de noticias