La galería LUOGO comienza el año a pleno con una doble inauguración

Información General 29 de febrero de 2024 Por Redacción
Este viernes 1 de marzo a partir de las 20:00, la galería rafaelina da comienzo a su ciclo de muestras con “El pecado inocente” del artista Toti D’Stefano y con “Miré la noche, ya no era oscura", de Hugo Albrieu.
19-LA OBRA DE HUGO

Este viernes 1 de marzo, con entrada libre y gratuita, la galería de arte rafaelina LUOGO da comienzo a su ciclo de muestras 2024. En esta ocasión, en la sala principal se podrá recorrer la muestra "El pecado inocente" del santafesino Toti D’Stefano, acompañado de un texto de Leticia Obeid.
Esta consta de una serie de dibujos y una gran escultura que dejan ver escenas fantásticas que suceden en el pueblo de Grütly, donde nació. El artista construye la narrativa de las obras desde su perspectiva de hijo. En estos, embarazadas colosales abrazan la plaza principal y protegen al pueblo de una lluvia de cometas; o se reúnen en ronda alrededor de un pozo que zanja la tierra; o corren despavoridas con expresión de desesperación en sus rostros. La instalación, está conformada por calcos en cartón de dos escultura monumentos a la madre, emplazadas en diferentes localidades de la región.
Leticia Obeid en su texto dice lo siguiente: “Esta obra, como la metamorfosis en la naturaleza, va más allá de la sorpresa infantil. Si las madres portan el pasado y el futuro, al hijo le queda una tarea no menos vital: hacer el presente. Esta es entonces la obra de un hijo, de un hijo artista que sabe, con refinada pericia y sensibilidad exquisita, hacer algo con la muerte transmutando el miedo, corriendo los umbrales, peleando graciosamente para crear belleza, ese elemento imprescindible para la vida".
Esta muestra cuenta con la gentileza de la galería Intemperie, de Buenos Aires.
Por otro lado, en el gabinete tendrá lugar "Miré la noche, ya no era oscura", del riojano Hugo Albrieu. Esta reúne su última producción de acuarelas y está acompañada de un texto de Carlos Stia.
Escenas íntimas y personales, sobre los recuerdos, sobre su provincia, sobre los paisajes, los jardines, las flores y los animales. Juega con el tiempo, el olvido y la memoria. Con lo que se acuerda y en la forma en que lo recuerda, siempre con cabeza de niño.
Stia, en el texto, expresa: “Y nuevamente la acuarela como medio para permitirse la desprolijidad y darse cuenta que le hace bien. De hecho, el acto de recordar no es lineal ni cronológico. Y en la mancha, las aguadas, el error y su paleta fauvista, Islandia se funde con La Rioja, con Ginebra y con algún jardín escondido de Londres. Recuerdos felices de viajes solo, con la mirada ingenua de ese chico que aún es y que hoy pinta sin reparos. Elige las acuarelas y alguien podría pensar que sigue siendo el mismo. Pero si miramos mejor, podremos darnos cuenta que ninguno de nosotros es como era antes. Hugo tampoco. Hoy nos permitimos jugar y divertirnos. Seguimos siendo esos jazmines livianos, espejos raros, marcianos y tantas otras cosas pero desde una conciencia liberadora. Ahora podemos flotar, bailar como los unicornios, reconciliarnos con los reflejos, tomarnos una nave espacial y orbitar sobre todo aquello que nos gusta o nos hace bien. En última instancia, Hugo no solo nos invita a contemplar sus recuerdos, sino a viajar junto a él y reflexionar sobre nuestra propia relación con el pasado y el presente, sobre nuestras propias experiencias y la capacidad de acción sobre nuestra historia". 
Las muestras son una invitación a adentrarse en infinitos universos y se podrán visitar desde este viernes hasta el 26 de abril en LUOGO (25 de mayo 1199, esquina Mainardi) de miércoles a viernes de 16 a 20. La entrada es libre y gratuita.

SOBRE LOS ARTISTAS
Toti D’Stefano nació en Santa Fe, en 1990. Es licenciado en comunicación visual (UNL) y profesor universitario (UNNE). Conforma también el colectivo Barrio sin Plaza y coordina el proyecto expositivo A la Cal, junto a Ariana Beilis. Realizó clínicas con Diana Aisenberg, Cintia Clara Romero y Maximiliano Peralta. Participó de la Xº edición del Programa para artistas de la Universidad Torcuato Di Tella y del programa de formación del Centro de Investigaciones Artísticas.
Es autor del libro de dibujos El mandadito (2018), publicado por la editorial paranaense Azogue.
Participó de salones y concursos nacionales, obteniendo menciones y premios en algunos de ellos, como el 2º Premio Salón Litoral (2022), 1º Premio Bienal de Rafaela (2021), mención del Concurso Artes Visuales FNA (2020) y Premio Bienal de Bs As (2017), entre otros.
Sus obras forman parte de colecciones públicas y privadas del país y el extranjero.
Hugo Albrieu nació y vive en La Rioja, desde 1965. Es gestor cultural, coleccionista, artista. Desde 2012 abre su casa como espacio de arte experimental, Un Muro. Centra su hacer en las escenas provinciales, principalmente del NOA y Centro del país. Está obsesionado en la construcción de un mapa personal que acompañe la territorialidad de su colección.
En su recorrido como artista pueden citarse algunos premios, alguna obra en alguna colección, algunas acciones, algunos escritos, algunos dibujos y pinturas. Manifiesta su inquietud de no dejar ningún pendiente. En los últimos años su preocupación formal se centra en la memoria y en múltiples intentos lúdicos de incluirla en su imaginería ingenua.

Te puede interesar