¿Cómo serán las lluvias durante los próximos meses en la ciudad y en el resto de Santa Fe?

Locales 11 de febrero de 2024 Por Redacción
Un informe del Centro de Monitoreo Meteorológico y Climático indica que para los próximos 15 días podría haber posibles acumulados importantes en toda la provincia. ¿Cómo continúan las condiciones climáticas?. Durante enero, en Rafaela cayeron 63 milímetros.
9-lluvias
FOTO ARCHIVO LLUVIAS ESCASAS. Nuestra ciudad totalizó 63 milímetros durante el primer mes del 2024.

El Centro de Monitoreo Meteorológico y Climático SAT dio a conocer su informe semestral de lluvias y temperaturas para los próximos meses para la provincia de Santa Fe. En este sentido, se indica que para los próximos 15 días podría haber posibles acumulados importantes tanto en Rafaela y alrededores como en el resto de la "bota" santafesina. 
“Específicamente, en los extremos norte y sur se registrarían las mayores cifras, degradándose hacia el centro. Hablando de cifras posibles, los extremos de la provincia podrían tener entre 90 y 150 milímetros de acumulado, mientras que en el centro entre 50 y 80 milímetros”, señala el informe. En cuanto a los próximos 30 días, se anticipa que los acumulados se incrementan hasta los 175 milímetros para el norte y el sur, mientras que el centro acumularía 155 a 175 milímetros.
“Al extendernos a 45 días, los acumulados aumentan a 250 a 300 milímetros para el norte, 200 a 250 milímetros para la zona centro, y 175 a 250 milímetros para el sur provincial”, se informa.
En tanto, el informe señala que las previsiones de lluvias en los meses siguientes tendrán una tendencia a disminuir en sus acumulados en nuestra provincia. Sin embargo, vuelven a aumentar en el NEA durante abril, con lo cual se espera que el nivel del río Paraná continúe dentro de niveles normales a altos, hasta el comienzo del invierno. En cuanto a las temperaturas, “se observa que hasta mayo los valores irán descendiendo en sus anomalías, esperando valores normales entre mayo y julio. Posteriormente, es posible que agosto tenga las temperaturas medias apenas por encima de las normales. Vale mencionar la posibilidad de alguna helada temprana, sobre todo en el mes de mayo". "Todo esto -agrega- se condice con un debilitamiento de la fase “Niño” activa en la región según el NOAA. Además, se observa una tendencia a una posible fase “Niña” a partir de la primavera 2024.

LAS LLUVIAS DE ENERO EN
LAS PRINCIPALES CIUDADES
La ciudad de Santa Fe totalizó 74 milímetros contra una media de los últimos 10 años de 140 milímetros, encontrándose cerca de la franja de transición entre la zonas con mayores y menores acumulados). En tanto, Reconquista registró 419 milímetros (encontrándose en la zona donde se esperaban los mayores acumulados). Además, en Rosario cayeron 100 milímetros en promedio, en Rafaela 63 milímetros, en Rufino 146; en San Jorge 104 y en Tostado 84, entre otras.
Según el informe, en cuanto a la anomalía de temperaturas, también se cumplió lo previsto con valores por debajo de la media en la zona de la capital provincial hacia el norte, bordeando el río Paraná. Tomando como referencia y ejemplo la ciudad capital de la provincia, se registró la temperatura media para enero más baja de los últimos 12 años, con un valor de 26.6° (contra 27.8° de la media para el mismo período de 12 años). En la primera quincena del mes se registraron seis días con precipitaciones (un 38% de los días). Posteriormente, un bloqueo atmosférico generado por varios y sucesivos centros de alta presión mantuvieron la zona inhibida del intercambios de masas de aire. Por lo tanto, no eran propicias las condiciones para inestabilidad, resultando en el predominio de días con cielo despejado. Este fenómeno regional se sobrepuso al global denominado “El niño”, el cual continúa vigente.

¿CÓMO SIGUE EL VERANO EN
CUANTO A TEMPERATURAS?
Bajo este panorama, aunque con una notoria irregularidad espacial y temporal, los especialistas aseguran que habrá buenas noticias. “Los calores moderarán su intensidad y reducirán su frecuencia, a la vez que comenzarán a producirse entradas de aire polar de vigor creciente, aunque sin llegar a causar heladas estivales, como durante la temporada precedente”, aseguran. Ya llegado el otoño, “se incrementará la actividad de los vientos polares y, aunque el inicio de la temporada de heladas tendrá lugar entre mediados y finales de la estación, se producirán fuertes tormentas cordilleranas tempranas, inundando el Cono Sur con una masa de aire fresca y seca muy estable, poniendo fin rápidamente a la temporada de lluvias”, adelantaron.















Te puede interesar