Una mascota puede desacelerar deterioro cognitivo en mayores

Suplemento Jubilados 06 de febrero de 2024 Por REDACCION
20- Una mascota- NOTA 423439

A medida que la población envejece y la esperanza de vida aumenta, un importante problema de salud pública es el deterioro de la función cognitiva en los adultos mayores. Se estima que el número de personas con demencia en todo el mundo aumentará de 57 millones en 2019, a 153 millones en 2050.
Actualmente no existe ninguna terapia eficaz disponible para revertir con éxito el deterioro cognitivo o tratar la demencia. Por lo tanto, identificar poblaciones de alto riesgo y factores de riesgo modificables es crucial para formular intervenciones de salud pública y promover un envejecimiento saludable.

ESTUDIO
Según un reciente estudio liderado por el doctor Yanzhi Li, publicado en JAMA Network Open, tener un animal de compañía o mascota se asocia con tasas más lentas de deterioro cognitivo entre los adultos mayores que viven solos.
¿Por qué se trabajó en personas solas? ¿La soledad es un factor de riesgo de demencia? El doctor Ismael Calandri, (MN 133. 008), neurólogo del Servicio de Neurología Cognitiva de Fleni, respondió a Infobae: “Este es un punto álgido entre los científicos que estudian estos fenómenos, la soledad no es un claro factor de riesgo. Lo es el aislamiento social, y si bien parecen lo mismo son dos situaciones solapadas pero distintas”.
Y completó: “La soledad es la percepción subjetiva de estar solo, esté uno acompañado o no. Pueden existir individuos que no sientan soledad viviendo aislados u otros que se sientan solos en una casa llena de gente. El aislamiento social, en cambio, habla de un número de interacciones muy bajos con otros seres humanos”.
El doctor Yanzhi Li, de la Universidad Sun Yat-sen en Guangzhou, China, y sus colegas exploraron la asociación entre tener un animal de compañía y el deterioro cognitivo entre 7.945 participantes (edad media, 66,3 años) en el Estudio Longitudinal Inglés sobre el Envejecimiento.
Los investigadores encontraron que tener un animal de compañía se asoció con tasas más lentas de deterioro de la cognición verbal compuesta, la memoria verbal y la fluidez verbal entre las personas que vivían solas, pero no entre las que vivían con otras personas. Es que la presencia de estos animales contrarrestó la asociación entre vivir solo y la disminución de las tasas de memoria y fluidez verbal.
“Estos hallazgos sugieren que tener un animal de compañía puede estar asociado con un deterioro cognitivo más lento entre los adultos mayores que viven solos”, escribieron los autores. (Fuente: Infobae).

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Boletín de noticias