La BMW X5 cumple 25 años de ofrecer el placer de conducir en todo tipo de caminos

Automotores 30 de enero de 2024 Por REDACCION
La primera SAV debutó en el Auto Show Internacional de Detroit en 1999 y desde su lanzamiento permite vivenciar el placer de conducir sobre distintas clases de caminos y climas.
21 bmw

Cuando la BMW X5 apareció por primera vez en el año 2000 redefinió el segmento de los vehículos utilitarios deportivos de lujo. Este fue el primer producto de BMW que no solo trajo lo más nuevo en avances de ingeniería, diseño, manufactura y tecnología, sino que también estrenó el concepto de "Vehículo de Actividad Deportiva" (Sports Activity Vehicle), el cual más tarde se expandiría con las BMW X1, BMW X3 y BMW X7; mientras que los modelos SAC (Sports Activity Coupé), por otro lado, incluyen a las BMW X2, BMW X4 y BMW X6.
El concepto de SAV de BMW también fue empleado más adelante por BMW M y en el mundo del deporte motor, con modelos desarrollados para competencias de cross-country como el Rally Dakar e incluso con el espectacular concepto del BMW X5 Le Mans, que utilizó el motor V12 de 700 hp del McLaren F1 y el BMW V12 LMR.
El Auto Show Internacional de Detroit en 1999 fue el escenario en el que se presentó por primera vez la revolucionaria BMW X5. La misma aprovechaba la experiencia obtenida desde 1985, año en que BMW presentó su primer vehículo con tracción integral para ampliar su gama de modelos y ofrecer una alternativa a la tracción trasera. En el caso de la X5, la tracción integral privilegiaba en condiciones normales al eje trasero enviando el 63% de la fuerza a las ruedas traseras y el 37% a las ruedas delanteras.
Gracias a este reparto de potencia entre los ejes y al cuidadoso diseño de la suspensión y dirección se logró conservar el desempeño típico de un BMW en un vehículo de mayor altura, lo que permitía a los clientes combinar un desempeño impecable con capacidad de manejo en todo tipo de caminos y climas, además de ofrecer al mismo tiempo mayor espacio interior y gran comodidad.
El diseño de Frank Stephenson para la primera generación logró de forma magistral combinar la identidad deportiva y elegante de un BMW con la mayor altura y apariencia musculosa, características que atrajeron a nuevos clientes.
El compromiso de BMW con la sostenibilidad se extiende también al futuro de la BMW X5 y la apertura de tecnologías permitirá que los clientes tengan acceso a la tecnología que mejor se adapte a sus necesidades y a las condiciones de cada mercado. Pero algo será seguro, el modelo que definió a los Vehículos de Actividades Deportivas o SAV seguirá arrancando sonrisas en los conductores de todo el mundo.

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Boletín de noticias