El camino de Rafaela a Susana pasó de ser un "central" a un simple caminito

Locales 28 de enero de 2024 Por REDACCION
Las cunetas están totalmente cubiertas de malezas. Hay cartelería de Aguas Santafesinas que quedó atrapada entre los yuyos. En un tramo hay un pantano con agua sucia y de mal olor desechada por una empresa. En otros, hay huellones porque cada vez que llueve se forman lagunas. ¿Quién está a cargo del mantenimiento?
09-ASSA uno
FOTO LA OPINIÓN ¿ACUEDUCTO AVERIADO? Carteles de advertencia, calzada reducida y una pérdida de agua.

El antiguo camino central que comunica la ciudad de Rafaela con la localidad de Susana corre el riesgo de convertirse, decididamente, en un simple caminito, muy angosto por cierto a partir de las malezas que ya conquistaron las cunetas y ganaron terreno sobre la traza. 
Continuamente utilizado por vecinos de toda la zona e incluso de ambas localidades, el camino ha sido prácticamente olvidado por las autoridades responsables de su mantenimiento. Quizás se cree que el mayor caudal de tránsito se concentra en la autopista de la 34, pero una recorrida por los diez kilómetros del camino de tierra en una tarde cualquiera permite observar la intensa circulación de motos, bicicletas, autos y sobre todo, camionetas. 
"Es una vergüenza como han descuidado este camino, que en otros tiempos siempre estaba transitable. Ahora es un peligro", dijo un vecino de Susana que siempre elegía trasladarse hasta Rafaela por esa vía alternativa, excepto durante los días de lluvia. "Se olvidaron de pasar la máquina, las cunetas ya no son tales sino que solo hay malezas y el agua no drena bien, se acumula sobre la traza y se arman lagunas donde los vehículos van dejando unas huellas enormes en las que muchos se quedan empantanados", describió. 
La Municipalidad de Rafaela anunció recientemente el inicio de los trabajos en el marco del programa provincial "Caminos de la Ruralidad". La primera etapa se concentra en el Camino 27, ubicado en el límite este tanto de barrio Belgrano como del llamado barrio Hipódromo. Y después continuará con la prolongación de bulevar Yrigoyen en la zona rural, aunque el ripio llegará hasta dos kilómetros al sur del predio del Aeródromo rafaelino. ¿Y más allá?
En la recorrida por el camino entre Rafaela y Susana, hay una esquina donde se redujo sustancialmente el espacio para transitar debido a que Aguas Santafesinas o sus contratistas dejaron cartelería que fue "tapada" por las malezas. En ese sector se habían realizado reparaciones en la traza del Acueducto Desvío Arijón. 
Un poco más adelante, se pueden observar los carteles de otra reparación de ASSA, abandonada, donde los caños muy visibles parecieran perder agua cristalina. También se reduce la calzada para transitar en ese lugar. 
Y un tercer tramo vinculado al acueducto, donde la estructura se eleva y avanza en forma paralela al camino, cerca del alambrado, quedó con tierra amontonada de una reparación. La traza central que debiera tener un ancho de dos manos, en ese punto, se reduce sustancialmente. 
Más adelante, rumbo a Susana, hay "huellones" de una laguna seca en el centro pero que en el costado tiene agua colorada a partir de los desechos de una empresa cercana en la que se crían cerdos. Un olor nauseabundo se destaca en el sector, al igual que moscas enormes. 
"Por favor, que los responsables hagan algo urgente", dijo un ciclista que dijo utilizar el camino en forma regular para "pasear y hacer actividad física". "Esto está cada vez peor, los yuyos avanzan desde la cuneta hacia el camino. Y en la cuneta con tantos yuyos ya no drena correctamente el agua de lluvia. Así como está el camino es un peligro para todos", concluyó. 

 

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar