Carlos Sainz y la bendición de su auto en el Rally Dakar

Deportes 27 de enero de 2024 Por REDACCION
Leer mas ...
30 Sainz
FOTO DAKAR.COM CARLOS SAINZ. El español, a los 61 años, se adjudicó su cuarto Rally Dakar.

Fue un día de emociones para Carlos Sainz, que ha sido uno de los invitados más ilustres de la presentación del Gran Premio de España de Fórmula 1 que se disputará en Madrid en el año 2026.
El tetracampeón del Dakar repasó todo lo sucedido en estos intensos 15 días... y de destapar algún secreto oculto.
Porque además del esfuerzo que realizaron todo el equipo Audi, el piloto Carlos Sainz y su navegante Lucas Cruz, para este Dakar el auto de origen alemán compitió con una "ayuda divina".
"Ya sabéis que yo soy creyente y sí, había un sacerdote en el equipo y yo le pedí que bendijera el coche antes de la carrera. Fue el único que bendijo de los tres Audi. Me regaló una medallita, que fue todo el Dakar dentro del coche, y la verdad es que ha funcionado", confesó el madrileño.
El miembro de la expedición en cuestión -o más bien del personal auxiliar del equipo Audi- era el padre Marcin, amigo de Dani Gratacós, uno de los tres ingenieros principales españoles del equipo, que es gran aficionado al automovilismo.
Gratacós le propuso a Marcin viajar al Dakar como integrante de una de las autocaravanas del equipo. Sainz, cuando lo supo, le pidió su protección. Y sin dudas tuvo su ayuda a lo largo de una carrera extremadamente difícil.
"Nos han silbado las balas por todos lados y yo creo que ahí el ángel de la guarda que nos destinó el Padre a cuidar al coche y a cuidarnos a nosotros. Ha trabajado de lo lindo, cosa que agradezco enormemente", dijo el tetracampeón.
Sainz se refirió a varios momentos delicados que ha tenido que superar en este Dakar para llegar al triunfo final: por ejemplo, el error de cálculo del prólogo, que tuvo que levantar el primer día a base de arriesgar y entre el polvo y los vehículos lentos, asumiendo muchos riesgos.
Otro momento complicado fue en la etapa 3 cuando casi vuelcan cuando trataban de pasar a Ekström cegados por el polvo del sueco. Y el tercero, y el peor... los tres pinchazos que sufrió en la etapa 10 que los dejaron sin ruedas de auxilio, hasta que apareció el "salvador" Ekström.
"Cuando te digo que nos han silbado las balas es que ha habido situaciones que han sido casi milagrosas, que hemos librado por los pelos. Ha funcionado todo genial", remató Sainz en una entrevista concedida a Marca.
Sainz tuvo que luchar por la victoria con rivales encumbrados, como el francés Sébastien Loeb, que mantuvo su opción de coronarse por primera vez en esta competencia hasta que, faltando dos etapas, quedó marginado de ese sueño, cuando estuvo detenido un par de horas.
Previamente habían desertado el saudí Yazeed Al Rahji, cuando era puntero, al sufrir un vuelco, y el qatarí Nasser Al-Attiyah, por múltiples inconvenientes mecánicos.

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar