Macabra historia de conocido como "el hombre de la bolsa"

Policiales 27 de enero de 2024 Por REDACCION
En nuestro país, se casó con Rosa Ponce de Nicola -con quien tuvo tres hijos- y comenzó a convivir con las hijas de ella, de nombres Clara y Catalina, a quienes violó en reiteradas oportunidades y, una vez que los niños nacían los asesinaba. Una historia que se reflejó ampliamente en medios de prensa.
Grossi Cayetano
FOTO INTERNET "EL HOMBRE DE LA BOLSA". Cayetano Domingo Grossi.

Hay quienes le adjudican a Cayetano Domingo Grossi, un inmigrante italiano, autor de escabrosos episodios en la Argentina, el seudónimo de "el hombre de la bolsa".
Era el cuento que a muchos de los niños, les contaban como recurso para que obedezcan, a no ser que elijan ser víctimas de un despiadado roba infancias, que se desplazaba con una bolsa de considerable tamaño.

LO QUE DICE
LA HISTORIA

Era carretero, y arribó a la Argentina cuando contaba 24 años de edad.
Había dejado en Europa a una pareja y dos hijos.
En nuestro país, se casó con  Rosa Ponce de Nicola -con quien tuvo tres hijos- y comenzó a convivir con las hijas de ella, de nombres Clara y Catalina, a quienes violó en reiteradas oportunidades y, una vez que los niños nacían los asesinaba.

CONDENADO
A PERPETUA

La crónica policial indicó que fue condenado a prisión perpetua, por asesinar al menos a tres de sus propios hijos -dos niñas y un niño-, que tuvo tras abusar sexualmente de las hijas de su esposa.
Algunos de los cadáveres de los menores, fueron hallados en basurales de las cercanías del Río de La Plata, mutilados, y otro incinerado.

EN 1896
En 1896, la Policía halló el brazo de una recién nacida, hecho que fue caratulado en la prensa como "caso de la niña descuartizada".

A 2 AÑOS
DESPUÉS

Por entonces, la falta de evidencia no colaboró con los uniformados para dar con el asesino, sin embargo el 5 de mayo de 1898, y en el mismo sitio, apareció otro bebé recién nacido con el cráneo destrozado, y sus extremidades mutiladas.

LOS GRANOS
DELATORES

Entre interrogatorios y rastros de granos de anís -característico en los inmigrantes de la época- dieron con Grossi.
El acusado nunca reconoció los crímenes.
Incluso llegó a decir que los embarazos de las jóvenes, eran producto de sus relaciones con otros hombres.

DESPIADADO

Muchas fueron las versiones que circularon: entre ellas que el número de bebés asesinados fueron alrededor de doce (lo que nunca se comprobó), y que las jóvenes tenían que presenciar los actos de violencia a los que Grossi torturó a los niños.
El día de su detención, los detectives hallaron un bebé envuelto en mantas, muerto, dentro de una caja de lata, debajo de una cama.

LA EJECUCIÓN
Contó la crónica periodística, que como evidencia del sistema patriarcal acentuado en la época, las hermanas y su madre fueron condenadas como presuntas cómplices del asesino, aunque siempre se soslayó la premisa de haber sido víctimas de reiterados abusos.
Incluso, llegó a circular la versión de que las jóvenes, habrían impedido que el asesino viole a una de sus hijas.

FUE EL PRIMER
ASESINO SERIAL

El caso de Grossi, se considera como el primer asesino serial de la crónica policial argentina.
Y paradójicamente fue ejecutado en 1900, cuando regía la pena de muerte.
Ninguno de sus tres hijos lo quiso despedir.

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar