Las tres principales carnes de los argentinos, de cara a 2024

SUPLEMENTO RURAL 28 de diciembre de 2023 Por REDACCION
El consumo interno rondaría en total 5,1 millones de toneladas: el 43% del consumo sería explicado por la carne bovina, el 42% por la aviar y el 15% restante por la porcina. Las exportaciones netas de carnes podrían acercarse a US$ 2.580 millones.
19 PODIO

El duro contexto que planteó la sequía en 2023 tuvo una particular repercusión en el mercado de carne vacuna. Al haber escasez de pasturas como resultado de la falta de agua, los agentes de la actividad ganadera se vieron obligados a enviar una gran cantidad de cabezas a faena, resultando en elevados números de producción y de exportaciones, así como en una recuperación del consumo respecto de los dos años anteriores.
Según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, en los primeros 11 meses del año, se faenaron 13,4 millones de cabezas, un 9,7% por encima del promedio de los últimos 5 años para el mismo período. Al mismo tiempo, se habrían exportado más de 800.000 toneladas (res c/ hueso equivalente), un 23,6% por arriba del promedio, y se habrían consumido internamente alrededor de 2,2 Mt (res c/ hueso equivalente), es decir un 2,4% más que el promedio de los últimos 5 años.
A su vez, un elevado porcentaje de hembras enviado a faena en el corriente año elevó este indicador a 48%, casi 3 puntos porcentuales por encima del promedio de los últimos 5 años, siendo el máximo registro desde el 2009, año que estuvo asociado a una fase de liquidación del ganado. De sostenerse esta situación, podría verse comprometida la capacidad de recuperación de stocks a futuro, por lo que resulta probable que en el año 2024 comience una fase de retención y recomposición de los stocks ganaderos, lo que implicaría una disminución en la oferta de ganado, que podría ejercer una presión alcista sobre los precios de la carne.

POR EL LADO DE LA DEMANDA
El informe de la BCR proyecta que el volumen exportado se ubique aproximadamente en 825.000 toneladas (res c/ hueso equivalente), marcando una disminución del 8% interanual y del 5% en comparación al promedio de los últimos 5 años. De mantenerse los precios de exportación relativamente constantes, “esto podría significar un valor exportado de alrededor de US$ 2.395 millones, que, de concretarse, implicaría una caída del 7% interanual y del 18% en relación con el promedio del último lustro”.
Por último, el consumo aparente en el mercado doméstico, que en el caso del ganado bovino se calcula como un saldo entre la cantidad producida y la exportada, se estima ronde los 2,2 millones de toneladas (res c/ hueso equivalente); es decir, un 9% por debajo del año actual y un 3% por detrás del promedio de cinco años.

LA CARNE AVIAR SE RECUPERA
El segundo mercado cárnico en Argentina en cuanto a su volumen productivo es el de la carne aviar. Este sector atravesó algunas complicaciones a principios de 2023, dado que en el mes de febrero se detectaron en el país casos de Influenza Aviar Altamente Patógena (IAAP), que obligó al sacrificio de las aves afectadas y a la suspensión de exportaciones hacia diversos mercados internacionales, situación que comenzó a revertirse en agosto, aunque no totalmente para ciertos mercados.
Se proyecta una producción que ascendería a alrededor de 2,4 millones de toneladas, retomando el sendero de crecimiento que se vio interrumpido este año. De esta manera, el aumento interanual del producto sería del 3% y la variación con respecto al promedio de los últimos 5 años ascendería al 2%.
Por el lado del comercio internacional, se proyectan importaciones de carne aviar por 6.600 toneladas (+14% i.a.) y en el caso de las exportaciones se estima que se ubicarían alrededor de 200.000 toneladas, aumentando un 32% interanual, pero quedando un 9% por debajo del promedio de los últimos cinco años. De mantenerse los precios de exportación relativamente constantes, esto podría significar un valor de exportación cercano a US$ 240 millones.
En tanto el consumo aparente de carne aviar en Argentina se acercaría a 2,2 millones de toneladas en el año 2024, aumentando un 1% respecto del año previo y un 3% si se compara con el promedio de los últimos 5 años.

EL CERDO, EN CONSTANTE CRECIMIENTO
La cadena porcina ha venido sosteniendo un crecimiento ininterrumpido en los últimos años, traccionada principalmente por su creciente adopción dentro de la dieta de los argentinos.
En 2024 se espera que la tendencia alcista se mantenga, proyectándose una producción de cerca de 797.000 toneladas (res c/ hueso equivalente), la cual superaría en un 4% al año previo. Por otro lado, el consumo también tendría un aumento interanual, en este caso del 3%, proyectándose en 2024 en casi 804.000 toneladas (res c/ hueso equivalente). En relación con las importaciones y exportaciones, se espera que ambas presenten un crecimiento respecto al año 2023. Las primeras subirían un 4%, a 17.600 toneladas aproximadamente, mientras que las segundas subirían un 2%, pudiendo quedar en un volumen cercano a 13.600 t.
En conclusión, internamente se consumen alrededor de 5,1 millones de toneladas de las tres principales carnes: el 43% carne bovina, el 42% aviar y el 15% porcina. Se proyecta que las exportaciones de carnes alcancen un valor de aproximadamente US$ 2.645 millones, aportadas en un 90% por la carne vacuna, 9% por la aviar y 1% por la porcina. Si se descuenta el valor proyectado de las importaciones, el aporte neto de divisas por parte de estos sectores rondaría los US$ 2.580 netos.

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Boletín de noticias