Viotti asumió como intendente con fuerte apoyo del Gobierno provincial

Locales 10 de diciembre de 2023 Por REDACCION
El flamante intendente Municipal de Rafaela juró durante una sesión extraordinaria que se realizó sobre la explanada del Monumento a San Martín, en la Plaza 25 de Mayo. Asistieron el gobernador electo, Maximiliano Pullaro y la titular de la Cámara de Diputados de la Provincia, Clara García entre otros. Viotti reiteró su promesa de bajar el gasto político del Municipio y "construir una ciudad más segura".
08-Viotti Pullaro Bottero

A sus 36 años, Leonardo Gastón Viotti ya es el intendente Municipal de Rafaela en funciones. Anoche, cuando el reloj marcaba las 20:25, respondió con un firme "Sí, juro" a la pregunta que le había formulado el presidente del Concejo Municipal, Lisandro Mársico, en el marco de la breve sesión extraordinaria que se constituyó al pie del Monumento al General San Martín, en el corazón de la Plaza 25 de Mayo. 
"Juráis por Dios, la Patria y vuestro honor sobre la Constitución Nacional desempeñar fiel y legalmente el cargo de intendente de la ciudad de Rafaela para el cual habéis elegido", fue el interrogante inicial. Tras el juramento, Mársico completó con la advertencia de estilo: "Si así no lo hicieses, Dios, la Patria, vuestro honor y la justicia os lo demanden". Después se fundieron en un abrazo muy sentido mientras un fuerte aplauso coronó el momento, con el gobernador electo, Maximiliano Pullaro -asumirá esta tarde a las 19 en Santa Fe- muy sonriente en la primera fila de las autoridades que llegaron especialmente para participar del acto de asunción. 
La presidenta de la Cámara de Diputados de la Provincia, Clara García, junto a los diputados provinciales José Corral, Pablo Farías, Gisel Mahmud, Ximena García, Ximena Sola, el diputado nacional Mario Barletta y el designado ministro de Gobierno de Santa Fe, Fabián Bastía, viajaron hasta Rafaela para darle un fuerte respaldo a Viotti en el inicio de su gestión. Y desde otra vereda estaban el intendente saliente, Luis Castellano -quien cosechó reconocimientos, aplausos y numerosos abrazos-, el senador provincial, Alcides Calvo y el diputado Juan Argañaraz entre otros. Llamativamente no asistieron al traspaso de mando del gobierno de la ciudad en la que viven ni el gobernador actual, Omar Perotti y el diputado nacional, Roberto Mirabella. 
Tras prestar juramento, Viotti pronunció un discurso durante algo menos de 12 minutos en el que no hubo mayores detalles de las promesas con las que basó su campaña electoral y cuidó las palabras para evitar cuestionar la gestión de Castellano, con quien eligió tener una transición ordenada y un traspaso marcado por la convivencia política. "no quiero dejar de agradecer a Luis y a su gestión, quienes permitieron una transición amable, amena y a la altura de una ciudad, que necesita de acuerdos y no de mezquindades", reconoció. 
"Me siento radical desde la cuna, y que llevo siempre la democracia como bandera", afirmó a la hora de posicionarse en términos políticos. "No venimos a derribar nada de lo hecho, pero sí a transformar todo aquello que no suma, no responde a la necesidad del vecino, o simplemente debe reorganizarse en manos de una gestión que busca y buscará siempre el bienestar de todos los rafaelinos", indicó a modo de presentación de sus objetivos. "Somos un gobierno municipal que viene a potenciar el trabajo conjunto, alineados con un gobierno provincial, liderado por Maximiliano Pullaro, con el cual compartimos los mismos valores y principios, con el único objetivo de hacer más grande nuestra ciudad y la provincia", remarcó.
A Castellano le concedió gestos. "En estos años se han resuelto problemas asociados a la limpieza urbana y el avance en la generación de obras públicas", precisó. "Sin embargo, aún persisten enormes problemas que no pueden ser dejados de lado: la inseguridad, el tránsito y el déficit habitacional; los cuales son un perjuicio para la vida cotidiana de quienes habitamos la ciudad", alertó.
En esta línea, Viotti renovó las consignas de campaña que ahora serán sus "principales ejes de trabajo". En la lista se inscriben "reducir el gasto político del Estado municipal, construir una ciudad más segura para todos, establecer más oportunidades para quienes quieran estudiar, invertir y generar trabajo en Rafaela y construir un Municipio más dinámico, eficiente y cercano al vecino".
El ahora intendente insistió en que el achique de la planta política del Municipio generará un ahorro de 160 millones de pesos anuales. "La decisión es ir más, vamos a realizar un análisis exhaustivo de la estructura municipal, con el objetivo de garantizar el uso óptimo de los recursos públicos, y que cada peso genere un impacto positivo en los ciudadanos", agregó. 
En relación a la inseguridad, una problemática que se agravó a niveles insoportables de la población a tal punto que se advierte un aumento de los reclamos vecinales, el nuevo titular del Ejecutivo Municipal adelantó la implementación de "estrategias integrales que promuevan la participación ciudadana, la prevención del delito y el fortalecimiento de la relación entre la comunidad y las fuerzas de seguridad". En este contexto, detalló que su gestión trabajará en forma coordinada "con el Gobierno Provincial y Nacional para que los rafaelinos vuelvan a vivir tranquilos en sus barrios". 
"Con la mirada puesta en el futuro, como intendente de la ciudad, quiero ofrecer a los rafaelinos, no solo un lugar para vivir, sino un escenario propicio para crecer y prosperar. Estoy aquí para escuchar y trabajar incansablemente en pos de una Rafaela que todos podamos disfrutar y sentir como nuestro hogar compartido", expresó Viotti que de tanto en tanto arrancaba una ovación de la importante cantidad de público que convocó. "Durante estos 4 años me van a ver siempre recorriendo la ciudad, caminando, conversando con los vecinos, con los comerciantes y con las instituciones rafaelinas. Porque sé que es desde ahí donde surgen los mejores proyectos y propuestas", sostuvo.
Enfundado en un traje negro, camisa blanca que compró un par de horas antes del acto y una corbata gris facilitada por un amigo, Viotti dedicó un capítulo especial de su mensaje a los agradecimientos. En esa lista incluyó a "los miles y miles de vecinos" que lo votaron como intendente, a su "enorme equipo de trabajo que acompañó siempre" y a la familia, comenzado por sus "viejos" -"fueron ellos los que con un gran esfuerzo y amor inmenso me formaron con valores y principios inquebrantables y a luchar por mis sueños", dijo- y continuando con su "compañera" Mari. "Gracias por estar ahí siempre para contenerme, escucharme, darme una palabra de aliento y aceptar, muchas veces mis ausencias, que vienen de la mano de esta pasión que es la política", admitió. 
Después se bajó del escenario ya como intendente en funciones, abrazó a su secretario de Gobierno, Germán Bottero, a sus padres, a su compañera y a Pullaro, en lo que fue el final de la sesión extraordinaria del Concejo en la que asumió. Aún faltaba tomarle juramento a sus funcionarios que esperaban en segunda fila para cumplir con el trámite que casi sufre una interrupción por la lluvia. Cuando cayeron las primeras gotas, Viotti repentizó al señalar que se trataba de "una bendición". Quizás por eso el cielo se apiadó y dejó terminar la ceremonia en paz sin que nadie deba salir corriendo en busca de un refugio. 

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar