#NoSoyMascota: lanzaron una campaña para alertar sobre el tráfico de vida silvestre

Nacionales 23 de septiembre de 2023 Por Redacción
Más de 135 especies son afectadas por el tráfico de vida silvestre, la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el mundo y el cuarto negocio ilícito a nivel global.
06-Campaña No Soy Mascota

Tres organizaciones no gubernamentales lanzaron este viernes la campaña #NoSoyMascota para visibilizar y tomar conciencia de los riesgos que corren más de 135 especies afectadas por el tráfico de vida silvestre, la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el mundo y el cuarto negocio ilícito a nivel global que pone a esos animales en peligro e incrementa las enfermedades de origen zoonótico.
Veinte de las 135 especies afectadas por esta problemática están en peligro de extinción y, según la Brigada de Control Ambiental del Ministerio Ambiente y Desarrollo Sostenible, el ranking de las especies más traficadas está integrado por la tortuga terrestre, el loro hablador, el tucán, el flamenco y aves pequeñas.
Para dar visibilidad a esta grave afección, la Fundación Temaikén, el Instituto Jane Goodall Argentina y WCS Argentina lanzaron la campaña #NoSoyMascota para evidenciar el padecimiento que sufren los animales capturados para tal fin, de los cuales sólo uno de cada diez sobrevive y también el riesgo que conlleva trasladarlos a un ambiente doméstico y ponerlos en contacto con otros animales y humanos.
“Se estima que el 75% de las nuevas enfermedades descubiertas en la última década son de origen zoonótico. La diseminación de este tipo de enfermedades, como el Covid-19 y la viruela del mono, se intensifican por el tráfico de animales silvestres, la destrucción de sus hábitats y el cambio climático”, explicó en la presentación de la campaña Carina Righi, coordinadora de Lucha contra el Tráfico de Vida Silvestre de WCS Argentina.
Y explicó que muchas veces estos animales tienen patógenos propios de la especie que se “mantienen en equilibrio, pero el estrés que les ocasiona la captura y el traslado pone en riesgo ese equilibrio” y pueden desarrollar enfermedades que trasladan al nuevo ambiente que pueden afectar a nuestras mascotas y, a veces, también a personas. “Si conservamos a la fauna en sus ambientes naturales, podemos terminar con la posibilidad de salto y evitar futuras pandemias”, puntualizó.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar