Entidades empresariales defendieron los acuerdos paritarios y apostaron al consenso

Nacionales 31 de agosto de 2023 Por Redacción
Los representantes de CAME, UIA, CAC y SRA, destacaron en Expo EFI 2023 que el Gobierno no debe imponer medidas salariales generales, que no tienen en cuenta la dinámica de cada sector.
03-Entidades Empresarias

En una nueva edición Expo EFI 2023, representantes de las cámaras empresariales, agropecuarias e industriales coincidieron en que el "ámbito natural" para la discusión salarial son las paritarias y no una imposición estatal como la última suma fija anunciada por 60 mil pesos.
Los presidentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Alfredo González; la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja; la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, y la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, participaron del panel "Argentina en el largo plazo, la visión de los empresarios" en una nueva edición del evento que reúne a economistas, periodistas y empresarios de todo el país.
Durante el evento en La Rural, González sostuvo que "la paritaria es la herramienta que tenemos los privados para tratar de hacer frente a la inflación". Y recordó que recientemente CAME cerró con la CAC la paritaria mercantil y con SRA la de los trabajadores rurales. Además, afirmó que las PyMEs no están en condiciones de pagar el bono por la crisis del sector. "Las ventas minoristas vienen bajando desde hace un año. Esto afecta a las empresas pymes porque más del 75% de lo que se produce es para el consumo interno", aseguró.
En ese sentido, Grinman resaltó que "los trabajadores son inteligentes y saben que si al empleador no le va bien tienen que sentarse a dialogar". A su vez, enfatizó que "el Gobierno no debe inmiscuirse en las relaciones entre privados porque genera distorsiones. No es lo mismo un comerciante en Santa Fe y Callao, donde circulan personas cada minuto, que uno de La Quiaca".
Por su parte, Funes de Rioja señaló que la cuestión salarial no representa un obstáculo y agregó: "Entendemos la realidad laboral y las necesidades. El tema es que hay que ser muy cuidadosos porque no todos pueden cumplir". "Nosotros creemos en las paritarias. Hace un año y medio que venimos conversando con el Gobierno para que no interfieran en ellas", sentenció.
A su turno, Pino reafirmó que "desde la Sociedad Rural no podemos afrontar, como sector, el pago de ese dinero, más allá de la situación individual de cada productor". Asimismo, aseguró que estas medidas ponen de manifiesto el desconocimiento de la realidad que vive el sector agroindustrial: "Un funcionario que pretende imponer una medida como ésta del bono desconoce la atomización que hay en la actividad agropecuaria", remarcó.
Los empresarios reconocieron también los problemas que atraviesa la economía nacional: la contracción de la demanda, las pérdidas de mercados para exportar, baja del consumo energético, falta de confianza y certidumbre, escasez de repuestos y bienes de capital -por las trabas en las importaciones- y dificultades para la reposición de los stocks vendidos.
Los cuatro dirigentes hicieron un llamado al diálogo de toda la clase política y los distintos sectores sociales y estuvieron de acuerdo en que el próximo presidente cuente con la capacidad de devolverle la dignidad a todos los argentinos.

RECLAMO DE EMPRESAS
DE LA CONSTRUCCIÓN
La Cámara de la Construcción (CAMARCO) y la Federación de Entidades de la Construcción (FAEC) solicitaron al Gobierno, luego que decretara el bono obligatorio para trabajadores, a "respetar los acuerdos paritarios" como forma de negociación colectiva para las discusiones salariales.
Mediante un comunicado, señalaron que "ninguna circunstancia debe relativizar el papel de las negociaciones paritarias como único camino adecuado para cualquier recomposición del salario del sector, cuyas características los paritarios conocen mejor que nadie".
Asimismo, las entidades empresarias indicaron que, en la construcción, esas negociaciones son ágiles, habiendo alcanzado acuerdos en abril y julio, con la posibilidad de reabrirse de inmediato. "La aparición de otros mecanismos generaría complejidad operativa, pues no se adecuan a contratos para obras disímiles, pactados a largo plazo. Además, distorsionarían por largo tiempo las remuneraciones de las distintas categorías", aseguraron.
Por otra parte, consideraron que las compensaciones anunciadas son tardías, incompletas y discriminatorias contra algunas empresas. "La actual situación afecta al trabajador y a la continuidad del empleo, por lo que debe ser enfrentada -con urgencia- con los mecanismos de diálogo y consenso probados en nuestro sector", indicaron. (NA)

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar