Con el trigo como protagonista, cuáles son las claves para una siembra exitosa

SUPLEMENTO RURAL 22 de junio de 2023 Por REDACCION
Las lluvias registradas en las últimas semanas motivaron a los productores, que salieron “a la cancha” con sus sembradoras para la revancha. La Ing. Agr. del INTA Rafaela, Lucía Rosetti, revela aspectos centrales para una correcta implantación.
14 - APUESTA

Primero las lluvias, después la esperanza. Así podría definirse el momento que atraviesa en la actualidad el sector agropecuario en la región, que intenta dejar atrás esas postales lamentables de una campaña 2022/23 que será recordada por una sequía atroz y sus múltiples consecuencias.
Con las precipitaciones registradas en mayo, los productores intentan ir en busca de esa revancha soñada con el trigo como protagonista. En las últimas semanas, en nuestra región, son muchos los que han comenzado las tareas de implantación y todavía quedan muchos lotes por sembrar, teniendo en cuenta que la ventana de siembra es mucho más amplia. Sin embargo, para alcanzar el “éxito” en el proceso, deben contemplarse varios aspectos.
En diálogo con ADN Rural, la Ing. Agr. del INTA Rafaela, Lucía Rosetti, analizó el escenario de cara a la campaña fina y brindó esos consejos técnicos necesarios para lograr una correcta implantación.
“En primer lugar debemos remarcar que es una campaña totalmente distinta a la del año pasado, principalmente por el agua que hemos recibido y que en definitiva es lo más importante a tener en cuenta en el inicio de la campaña”, expresó. De hecho, en la Experimental rafaelina, hace 15 días sembraron un lote y pudieron verificar la buena condición hídrica que presentaba el suelo. “Estamos alrededor de los 120 mm al metro”, explicó la profesional.
Por eso, a la hora de la implantación recomendó “tener en cuenta el agua útil” y también las temperaturas. “Sabemos que las heladas no afectan al trigo a esta altura en estado pasto y tolera bien temperaturas de hasta -11°. Lo vamos a notar un poco amarillento y tal vez el crecimiento se retarde, pero va a seguir”, aclaró.
El centro oeste santafesino tiene una ventaja muy particular a la hora de la siembra. “Hay una amplia ventana, que va desde mayo hasta los primeros días de julio”, definió Rosetti. A raíz de ello, señaló que a medida que se extienda o corra la fecha de siembra, el productor deberá optar por ciclos más cortos. “Habrá que tener en cuenta esa situación, ajustar la densidad y elegir la variedad que corresponda a la fecha que elijamos”, sugirió.

CLIMA Y RINDES VAN DE LA MANO
Al realizar una comparación con la campaña pasada, los modelos agroclimáticos pronostican más lluvias para el ciclo 2023/24, con el Año Niño prácticamente confirmado. De todas maneras, al referirse a las estrategias que puede adoptar el productor, Rosetti hizo foco en una situación bien puntual: “el período crítico del trigo debe darse en un momento donde haya menor probabilidad de riesgos de heladas. Hasta encañazón, el cultivo tolera temperaturas bajas, pero a medida que nos acercamos más a floración deberemos tener más cuidado”. Y agregó: “haciendo una buena siembra, planificándola y tratando de que el período crítico se produzca en septiembre y/o octubre, no deberíamos tener problemas”.
A la hora de analizar los rindes promedios de la región, reconoció que rondan entre los 25 y 30 qq/ha”. Claramente lo que sucedió en la última campaña fue excepcional, teniendo en cuenta los efectos devastadores de la sequía sobre prácticamente todos los cultivos.
“En esta campaña pondría el foco a una correcta elección de la fecha de siembra, elegir bien la variedad, el ciclo que vamos a elegir y fundamentalmente elegir variedades que tengan buen comportamiento sanitario y buena calidad comercial”, resumió. Y concluyó: “si viene un año llovedor tendremos condiciones más propensas a enfermedades, por lo cual el monitoreo del cultivo durante todo el ciclo será fundamental”.

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Boletín de noticias