Preocupado por una dolencia en la rodilla

Nacionales 13 de marzo de 2023 Por REDACCION
Leer mas ...
16786650160261456072852528430607

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 13 (Reuters). - Hace 10 años, cuando se convirtió en el primer Papa de América Latina, el ex cardenal primado de la Argentina, Jorge Mario Bergoglio, tenía un paso ágil y una cintura más delgada.
Hoy el Papa Francisco, de 86 años, usa bastón y silla de ruedas por una dolencia persistente en la rodilla y su cintura ha aumentado notablemente debido a un estilo de vida más sedentario en el Vaticano, que comenzó incluso antes de su problema en la pierna.
Pero el líder de los casi 1.400 millones de católicos romanos del mundo, que cumple su décimo aniversario de pontificado, parece tener una salud general buena y estable para un hombre de su edad.
"No diriges la Iglesia con una rodilla, sino con la cabeza", le dijo a un asistente después de que comenzó a usar una silla de ruedas en público por primera vez el 5 de mayo de 2022.
En julio pasado, al regresar de un viaje a Canadá, reconoció que su avanzada edad y su dificultad para caminar podrían haber dado paso a una fase más lenta de su papado.
Francisco alterna el uso del bastón con la silla de ruedas y ha continuado con la misma cantidad de audiencias públicas y privadas que antes de que su rodilla se convirtiera en un problema constante el año pasado.
El cardenal Kevin Farrell, un funcionario irlandés-estadounidense del Vaticano, ha llamado al Papa un gran ejemplo para las personas mayores que enfrentan problemas de movilidad.
"Él acepta sus limitaciones con un gran espíritu y corazón. Creo que es un ejemplo para todos nosotros. No debemos ocultar el hecho de que con la edad viene una disminución de nuestra capacidad para desempeñar un papel activo en el vida del mundo actual", dijo Farrell a periodistas el año pasado.
Una diferencia principal con el pasado es que, desde abril de 2022, el Papa no ha sido el celebrante principal de las misas públicas, lo que lo obligaría a permanecer de pie durante horas.
Ha delegado ese papel a un cardenal de alto rango, mientras continúa presidiendo los servicios y pronunciando una homilía.
Francisco dijo a Reuters en una entrevista en julio del año pasado que prefería no operarse la rodilla porque no quería que se repitieran los efectos negativos a largo plazo de la anestesia que sufrió después de una operación intestinal en julio de 2021.
Afirmó que no tenía planes de renunciar en el corto plazo y que si finalmente lo hiciera sería por razones de salud graves.
En la entrevista de 2022 con Reuters también descartó como "chismes de la corte" los rumores de que se había encontrado cáncer durante la operación de 2021 por diverticulitis, una afección del colon que es común en los ancianos.
Hace dos meses, dijo que la afección había regresado y que le estaba haciendo engordar, pero que no estaba demasiado preocupado. No dio más detalles.
A Francisco le extirparon parte de un pulmón debido a una enfermedad hace más de 60 años cuando era joven en Argentina, pero eso no parece haber sido un factor en su salud general desde entonces.

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar