Fiscalía desestimó una denuncia contra el juez Matías Drivet

Policiales 03 de marzo de 2023 Por REDACCION
26- Fiscalia - NOTA 399678

Días atrás –el 15 de febrero- un grupo de nueve mujeres identificadas con la Agrupación Verdad y Justicia Rafaela interpusieron una denuncia por violencia de género (en el marco de la ley 26.485) en la Unidad Fiscal Rafaela del Ministerio Público de la Acusación (MPA), a raíz de los dichos en Twitter del juez Matías Drivet, camarista en lo Penal de los tribunales de Rafaela, que ellas consideraron agraviantes y discriminatorios.
Es que el 2 de febrero último, en la red social del pajarito, el magistrado Matías Drivet manifestaba que: “más allá de que los mensajes son burdos, hasta contradictorios, escenas de fascismo explícito en las veredas de los tribunales de Rafaela”; haciendo alusión a afiches pegados en la vía pública que mostraban los reclamos habituales de la agrupación Verdad y Justicia Rafaela, en contra de las falsas denuncias y de la justicia con ideologías, en especial aquella por la cual se encuentra privado de la libertad en nuestra ciudad con prisión preventiva Emanuel S., hijo de la exdocente rafaelina Alicia Riberi, por una presunta falsa denuncia de abuso sexual en su contra.

DENUNCIA
DESESTIMADA

Más allá de las acciones legales iniciadas por las nueve mujeres contra el juez Drivet, estas fueron desestimadas por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) rafaelino.
Según se conoció en horas del miércoles, lo resuelto por la Fiscalía Regional Nº 5 Rafaela, sostenía en su resolución lo que sigue entrecomillado:
“La creación pretoriana vulgarmente conocida como «mordaza legal» o tutela inhibitoria de expresión, mandato judicial dictado a petición de parte que impone a personas determinadas la prohibición de expresarse o manifestarse públicamente de modo general o específico con respecto a personas, acontecimientos o sucesos a fin de proteger derechos de los interesados, en todo caso, es atribución del juez competente en la cuestión y no del fiscal”, dice el enunciado de la resolución.
Continúa: “Por lo expuesto, de acuerdo con lo previsto por los Arts. 16, 17 y 18 del Código Procesal Penal (CPP) y el Art. 1 de la Ley 13.013; Resuelvo: 1. Desestimar el caso "Denuncia: Riberi, Alicia Josefa y otras s. Injurias - Denunciado: Drivet, Matias” ante la ausencia de un hecho delictivo que de lugar a la acción pública y en consecuencia que requiera ser perseguido por el Ministerio Público de la Acusación”.

CARTA ABIERTA DE
ALICIA RIBERI

El día 14 de febrero, Alicia Riberi, la exdocente y madre de Emanuel S. detenido hace dos años por un supuesto abuso sexual por el cual todavía no fue juzgado, y a quien días atrás le prorrogaron su prisión preventiva de forma extraordinaria por 10 meses más (se recuerda que el plazo máximo para la prisión preventiva en Argentina es de 2 años); hizo pública a la prensa una misiva con la cual respondió las afirmaciones en Twitter del Dr. Drivet.
En este punto cabe agregar que la Ley Nº 24.390 que reglamenta en Argentina la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece en su artículo 1º que: "La prisión preventiva no podrá ser superior a dos años, sin que se haya dictado sentencia. No obstante, cuando la cantidad de los delitos atribuidos al procesado o la evidente complejidad de la causa hayan impedido el dictado de la misma en el plazo indicado, éste podrá prorrogarse por un año más, por resolución fundada, que deberá comunicarse de inmediato al tribunal superior que correspondiere, para su debido contralor".

“NI BURDAS… NI FASCISTAS…
NI AGRESIVAS…”

El que sigue es uno de los textos redactados por la madre de Emanuel S. sobre el tema, y entregados a la prensa luego de las expresiones en Twitter del magistrado mencionado. En esta oportunidad el texto que sigue fue hecho público el 14 de febrero último.
Por Alicia Riberi (*). - Mi nombre es Alicia Riberi, y soy integrante del grupo Verdad y Justicia Rafaela. Luchamos contra las falsas denuncias de violencia de género y abuso sexual, en la ciudad de Rafaela.
Realmente sentí que debía escribir esta nota, ya que no podemos ni debemos como agrupación, permitir tanto atropello.
Somos un grupo de mujeres que, convencidas de la inocencia de nuestros seres queridos, luchamos por una justicia independiente e imparcial, que actúe sin prejuicios, sin ideologías de cualquier tipo, y con la debida equidistancia entre las partes.
En mi larga e intachable carrera docente, jamás me trataron de burda ni de fascista.
Yo le pregunto al juez Matías Drivet, ¿tiene usted pleno conocimiento de lo que implica decirle fascista a alguien, y más aún a un grupo de mujeres inofensivas, solo luchadoras?
Nos sentimos atropelladas, destratadas, angustiadas y todo esto viene de un varón, que encima ocupa un lugar relevante dentro de un poder del estado.
¿No es esto violencia de género? ¿Violencia psicológica, institucional y mediática?.
Es increíble que el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder judicial de la Provincia de Santa Fe, avalen estas expresiones en una cuenta privada de una red social de un magistrado, que debería caracterizarse por la prudencia y ecuanimidad en su vida privada, y encima nos traten de agresivas.
Nuestras marchas han sido siempre pacíficas, y con las autorizaciones correspondientes. No hemos insultado a nadie, ni hemos quemado gomas, ni hemos roto vidrios, ni hemos cortado el tránsito. No solo no somos agresivas, sino que somos pacíficas, y entregamos volantes y el que no los quiere, no los lleva. Respetamos a las personas.
Centrémonos en los carteles, que tanto ofendieron al magistrado. No agredimos a nadie, solo damos información.
Es nuestro derecho constitucional, a expresarnos públicamente, sobre el accionar de funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones, y nuestro derecho a que se cumpla un principio procesal del nuevo sistema penal adversarial, el principio de publicidad.
¿Dr. Drivet, usted no escribe en sus fallos, en lenguaje inclusivo? ¿Es eso legal y éticamente aceptable, el usar un idioma distinto al idioma nacional?.
"Les operadores judiciales, especialmente les magistrades, estamos obligados a desnaturalizar interpretaciones culturalmente impuestas, a enriquecer, sin temores, de significados y sentidos los fríos textos legales, por supuesto sin avanzar sobre las garantías individuales." (D., Alejandro Agustín S/ Apelación-Admisibilidad De Prueba Ofrecida Audiencia Preliminar” (CUIJ Nº 21-08089343-1), 23/5/22).”
La jueza Penal de Primera Instancia, Cristina Fortunato, se manifiesta abiertamente en las redes sociales, como feminista y eso ¿no es agresión hacia una de las partes?
¿Puede una jueza penal, pertenecer a una asociación civil de juezas y fiscales feministas, la Red Mujeres para la Justicia, donde se persigue la conformación de una justicia feminista? ¿Puede una jueza penal, expresarse en sus redes sociales, con slogans de la ideología de género, como “Juntas y vivas nos queremos”?
¿Puede un juez penal, como el Dr. Javier Bottero, decir en sus audiencias, que “la mujer no miente” o que “es de machista o misógino, no creerle a la víctima”?
¿Estos no constituirían, estereotipos de género feministas, tan graves y perniciosos, como sus primos hermanos, los estereotipos de género machistas?.
Solo estamos informando a la población, lo que sucede dentro de las audiencias orales, porque el principio de publicidad parece haberse olvidado, bajo la excusa de que es revictimizante para la denunciante. Solo brindamos información, pura y real […] Deben analizarse y tenerse en cuenta, también las pruebas de la defensa con detenimiento, y más aún si son con base científica y /o testigos objetivos.
No a las cámara Gesell en adultas, que no son discapacitadas, y pueden y deben declarar ante un abogado y un juez, y más aún deberían realizarse con un grupo interdisciplinario e imparcial y ajeno al MPA.
Una de las funciones más importantes que tienen los Magistrados es la imparcialidad, y esa garantía constitucional en favor del imputado no se estaría cumpliendo en esta ciudad.
La ideología de género ha convertido a muchos miembros del Poder Judicial en funcionarios parciales, y adictos a una determinada ideología, y eso no debe, ni puede aceptarse, porque son servidores públicos, a los que pagamos sus emolumentos con nuestros impuestos.
Señores Jueces, si desean adherir a determinadas ideologías, o colgarse cualquier pañuelo, ¡de la puerta de la casa para adentro! Acá son servidores públicos, y solo deben aplicar la ley vigente.
Somos mujeres que se sienten discriminadas por la Justicia, ya que evidentemente piensan que somos mentirosas, porque defendemos a nuestros familiares y sin embargo los que se contradicen son ustedes, porque dicen que la mujer no miente… ¿Pero nosotras si?.
Verdaderamente nos sentimos avasalladas, maltratadas, temerosas, no sabemos qué podemos esperar después de esto del Poder Judicial, sino que se tomen represalias contra nuestros familiares.
Sentimos que eso es muy posible, pero no vamos a dejar de luchar, y vamos a seguir haciendo oír nuestras voces.
Llegaremos hasta donde tengamos que llegar, y no nos vamos a quedar de brazos cruzados, ante esta agresión por parte de un magistrado penal.
No somos ni burdas, ni fascistas, ni agresivas. ¿Si esto no es violencia de género, qué es?.
(*) Alicia Riberi es una exdocente rafaelina integrante del grupo Verdad y Justicia Rafaela y madre de Emanuel S., detenido presuntamente por una falsa denuncia.

REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar