"La contundencia en la ciencia de la verdad", destacaron los productores

Locales 01 de marzo de 2023 Por REDACCION
Desde Productores Unidos de Rafaela remarcaron los aportes de los técnicos de SENASA e INTA para despejar dudas sobre los productos fitosanitarios de origen biológico durante la audiencia pública celebrada en los Tribunales, en el marco de la causa a cargo de Matías Colón, juez en lo Civil y Comercial.
05-Audiencia Fitosanitarios_Productores

La Asociación Civil Productores Unidos de Rafaela (PUR), conformada por cerca de 30 pequeños empresarios con campos en el periurbano de la ciudad, destacó la importancia de la audiencia pública convocada por la justicia para "transparentar" el debate ante la sociedad en torno a la ordenanza municipal que regula la aplicación de productos fitosanitarios. 
Los productores Fernando Belinde, Juan Zimmermann y Marcos Delfabro formaron parte ayer, con la asesoría del Dr. Roberto Gianfelici, de la audiencia en la que aportaron su mirada sobre el uso de productos biológicos. "No hay un vacío legal, no hay denuncias en Rafaela por la aplicación de fitosanitarios. Al contrario, hay Buenas Prácticas Agrícolas y también un control permanente de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad para garantizar el uso de este tipo de productos", resaltó Delfabro conforme por el desarrollo de la audiencia en la que confluyeron ambientalistas, especialistas de SENASA y de INTA, así como también concejales y funcionarios del Departamento Ejecutivo Municipal. 
"Las dudas quedan al margen cuando la certeza se impone, cuando las intenciones desdibujadas se ponen en evidencia, cuando la contundencia de la ciencia significa la base irrefutable sobre lo que se dice, se hace, se legisla, se convalida y en estas instancias, se juzga", señala un documento divulgado ayer por la tarde luego de la audiencia pública que presidió el juez en lo Civil y Comercial de la 1° Nominación de los Tribunales rafaelinos, Matías Colón. 
"Hoy las únicas entidades habilitadas con el rigor técnico y científico que la misma ley nacional otorga como únicos garantes de los procesos de evaluación, aprobación, convalidación y clasificación de productos fitosanitarios orgánicos y biológicos, entre otros; y de su puesta en praxis a través de la investigación y asesoramiento especializado son SENASA e INTA. Y estas instituciones hablaron con la contundencia que da un carácter superlativo y garantido en el cumplimiento de principios de la proba e irrefutable profesionalidad que por mandato jurídico y de responsabilidad con la sociedad y el ambiente les cabe", subrayó PUR. "El resto es opinión bañada de endebles y voluntaristas “y por las dudas”. No señores, las dudas nunca debieron formar parte de este proceso. Este proceso nunca debió formar parte de la historia de esta ordenanza. Y menos aún de su presente y futuro. Esta ordenanza nunca debió haber sido emparentada siquiera con las antípodas de lo que la verdad representa", agregó.
Para los productores periurbanos rafaelinos, el aporte de los especialistas que participaron de la audiencia fue contundente para dejar argumentos sólidos sobre los productos fitosanitarios de origen biológico, cuyo uso fue aprobado por la ordenanza 5.331 a partir de un límite agronómico de 50 metros, según establece el artículo 4°, lo que fue objetado por las asociaciones ambientalistas que efectuaron el planteo ante la Justicia local, lo que dio lugar a una causa que tramita el juez Colón.
"Hoy la ciencia “gritó” con la contundencia de la palabra reflexiva y abarcativa, localmente en un amplio podio de voces probas e irrefutables, representadas por el Ing. Agr. Leandro Roggero (SENASA Rafaela), el Ing. Agr. Jorge Villar (INTA Rafaela), el Ing. Agr. Luis Carrancio (INTA Oliveros), y vía Zoom del Supervisor Técnico del Área de Registros de Productos Fitosanitarios y Fertilizantes Biológicos de SENASA, Ing. Agr. Sebastián Gómez, máximo referente en la temática nodal observada. Ellos fueron la voz de la ciencia. Ellos fueron la voz de la verdad. Trajeron blanco sobre grises los aspectos y terminologías que deben utilizarse y sobre cuyos principios debe actuarse, guiándose no por diccionarios hogareños, sino por manuales técnicos, científicos y registrales convalidados internacionalmente para el ejercicio de sus funciones", destacó el PUR.
De acuerdo al documento, "el complemento de la palabra y la expresión de todos los de a pie que formamos parte de la audiencia fueron por demás de “interesantes”, ya que todas traslucieron sus reales intenciones y en algunos casos desdibujados intereses. Deteniéndonos en este término como el mero recorrer de posturas que bien pueden ser teñidas de visiones particulares de quienes demandan, de quienes son demandados y hasta de quienes de buena fe obran desde el percibir simplemente voluntarista". "También puede tildarse de intencionadas las apreciaciones de este grupo de productores como “parte interesada”. Pues claro que lo somos. Somos quienes ponemos la tierra de nuestros abuelos para que sobre ellas muchos infieran, dictaminen qué hacer y qué no hacer, e incluso que sobre las manos que las laborean, prejuzguen", enfatizó la asociación.
En el tramo final, expresó que "nosotros, los productores, somos los primeros ambientalistas con nuestros propios recursos, generaciones de trabajadores del campo que preservamos nuestras manos, las de nuestros hijos, de nuestros empleados, de sus vecinos y los de más allá". "Los que trabajamos para ver que esas mismas manos hagan con la naturaleza y no de la naturaleza el lugar para hacer más alimentos honrándola, cultivándola y cuidándola", puntualizó.
Asimismo, PUR consideró que "hoy todos, sin excepciones, nos sentamos de un lado y del otro del estrado para aprender de quienes saben y dieron su máxima lección, si sobre productos orgánicos y biológicos se trata, la contundencia de la verdad tiene como garante en sus cimientos a la ciencia, y no a la opinión, a la certeza y no a la duda, por lo tanto de la ciencia de la verdad nada ni nadie se escapa, ni las malas intenciones".
"¿Somos realmente conscientes que cuando alguien sabe más no es que sea mejor o parcial sino simplemente que puede ayudarnos a todos de mejor manera? ¿Tenemos la convicción que sin guía, ni ley, ni saber no hay reglas claras por producir, cuidar y multiplicar por el bien de todos?", se preguntó la entidad de los productores locales. "Para el campo y para todo habitante que quiera referirse a lo que en él cada día se hace o deja de hacer, las voces habilitadas son SENASA e INTA y todos tenemos la obligación no solo de escucharlas sino de actuar en consecuencia. Hoy hicimos lo primero. Una firma nos separa de lo segundo", concluyó. 


REDACCION

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar